El primer lanzamiento del Falcon Heavy de SpaceX se pospone indefinidamente por culpa del cierre de gobierno de EE.UU. El actual cierre del gobierno de los Estados Unidos ha paralizado todas las actividades y servicios públicos “no esenciales”, y esto ha traído consecuencias a SpaceX. El primer lanzamiento (de prueba) del nuevo y gigantesco Falcon Heavy de SpaceX ha sido suspendido de forma indefinida, debido a que la compañía requiere del apoyo de la Fuerza Aérea para llevarlo a cabo. El lanzamiento estaba pautado para el mes de enero, y llevaría a bordo el Tesla Roadster de Elon Musk. Ahora, tendremos que esperar a que el gobierno de EE.UU. reinicie sus actividades. [vía Verge]