Imagen de la pregunta número 6 que se hizo viral. Weibo

Aparentemente, a un grupo de niños de primaria de la escuela Nanchong Shunqing en el sudoeste de China les pusieron en un examen un problema matemático imposible. En realidad, la “solución” al mismo exigía una respuesta brillante, y muchos de los pequeños lo superaron con nota.

Dicho problema ciertamente inusual estaba astutamente disfrazado en la pregunta número 6. La misma decía así:

Si un barco tiene 26 ovejas y 10 cabras a bordo, ¿qué edad tiene el capitán del barco?

Las caras de los más pequeños probablemente eran muy parecidas a las de cualquier adulto. En teoría, se trata de una pregunta que no tiene solución, o en su defecto, cualquier respuesta podría ser válida. Es más, el problema, más que de índole matemática, se diría que es un acertijo.

Sea como fuere, los pequeños hicieron todo lo posible para responder al problema, y sus respuestas fueron simplemente brillantes.

“El capitán debe tener al menos 18 años de edad porque la ley no permite a un menor operar un barco”, sugirió uno. “No podemos estar seguros de la edad del capitán”, respondió otro. “El número de ovejas y cabras es irrelevante para la edad del capitán en este caso”, finalizó.

Advertisement

Imagen del examen. Weibo

“El capitán tiene 36 años”, dijo en modo adivino un tercer alumno. “Probablemente es bastante narcisista, por lo que el número de animales corresponde a su edad”. Otros se dieron por vencidos, reconociendo la inevitable inutilidad de responder a lo que no se puede de manera lógica. “La edad del capitán es ... No sé”, escribió uno, “no se puede resolver esto”.

Todas estas respuestas ingeniosas, creativas y llenas de sentido común llegaron a la red y se hicieron virales en las redes sociales chinas en muy poco tiempo. Como resultado de ello, muchos criticaron el poco ortodoxo problema de la escuela en un examen para los más pequeños.

Advertisement

“La pregunta no tiene nada que ver con las matemáticas”, decía un usuario. “No prueba la capacidad de los alumnos para entender las matemáticas”. “Esta pregunta no tiene ningún sentido lógico en absoluto”, escribió otro. “¿El maestro sabe la respuesta?”, decía un tercero indignado.

Imagen: Pixabay

Unos días después, y como respuesta a sus detractores, el Departamento de Educación de la escuela de Shunqing emitió un comunicado. Para sorpresa de todos, el centro seguía defendiendo la pregunta y explicaba con una brillante carta la razón de la misma:

El examen fue diseñado para evaluar la conciencia crítica de los estudiantes, la capacidad de hacer preguntas y de pensar independientemente de los problemas matemáticos, tanto si lo eran como si no.

Algunas encuestas muestran que los estudiantes de primaria en nuestro país carecen de un sentido de conciencia crítica con respecto a las matemáticas, nuestro deber profesional es, básicamente, “molestar” a nuestros estudiantes de vez en cuando para activarles esa capacidad.

El papel de la educación no es producir piezas de repuesto estandarizadas ... Cada respuesta puede reflejar una personalidad diferente. Una pregunta que puede tener diferentes respuestas es una muy buena pregunta.

Advertisement

Poco más que decir. Por cierto, de vuelta a las redes como Weibo, algunos usuarios siguen ocupados tratando de buscar la mejor solución al problema, y ejercitando su propia creatividad. Como decían los profesores, es lo que tiene un problema que no posee una única respuesta. [ScienceAlert, BBC]