Imágenes: SpaceX

Pasó. Fue real. Ha sido un éxito. El Falcon Heavy se ha convertido en el cohete más potente del mundo, doblando la capacidad de carga de cualquier otro cohete en activo. En su vuelo inaugural, SpaceX envió al espacio el Tesla Roadster de Elon Musk y aterrizó con éxito dos de los tres núcleos del Falcon Heavy.

El lanzamiento, en imágenes

La carga útil: Starman y un Tesla Roadster de 2008 en el que suena la canción Space Oddity de David Bowie conforman la carga útil de este vuelo de prueba.

El despegue: Tiene lugar en la misma plataforma de lanzamiento que usó la NASA con el cohete Saturn V para la misión Apolo 11.

Advertisement

La potencia: El poderoso Falcon Heavy lleva el equivalente en combustible a 2000 toneladas de TNT. Desde 1973, cuando dejó de operar el Saturn V, no se lanzaba un cohete tan potente en términos de capacidad de carga.

Advertisement

La barrera del sonido: Cuando el Falcon Heavy se vuelve supersónico dejamos de contener la respiración. No ha explotado, todo marcha según lo previsto.

La separación: Los dos núcleos laterales se separan del cohete para volver a Cabo Cañaveral. Segundos después lo hace también el núcleo central.

Advertisement

El Tesla y el océano: Es quizá el mejor anuncio que un fabricante de coches pueda desear. El Tesla Roadster de Elon Musk, uno de los primeros vehículos que fabricó Tesla, vuela en la segunda etapa con el mar de fondo.

Advertisement

Don’t panic: Starman está solo, pero no entra en pánico. ¿Quién es Starman? Un maniquí improvisado con el traje espacial que SpaceX diseñó para los futuros astronautas de la nave Dragon, y otra referencia a Bowie.

La gente que lo hizo posible: Un plano de los ingenieros de SpaceX celebrando. La primera etapa aún no había aterrizado, pero el lanzamiento ya era un éxito. Había un 50% de posibilidades de fracasar.

Advertisement

Doble aterrizaje: Los núcleos laterales de la etapa inferior del Falcon Heavy llegan a Cabo Cañaveral para aterrizar. Lo hacen sin llevarse un rasguño.

Advertisement

Vivimos en el futuro: Poco más que añadir.


Sigue el viaje de Starman en directo.