¿Qué harías si consiguieras una beca para trabajar en la NASA? NaomiH decidió celebrarlo en Twitter con un mensaje claro y enfático:

CÁLLENSE TODOS LA PUTA BOCA, ME ACABAN DE ACEPTAR PARA UNAS PRÁCTICAS EN LA NASA.

Homer Hickam —un ingeniero aeroespacial, veterano de la Guerra de Vietnam y escritor de ciencia ficción que entrenó astronautas para la NASA hasta su jubilación— pasaba por ahí y contestó de forma concisa:

Ese lenguaje.

Entonces Naomi, presumiblemente en estado de euforia y sin la más remota idea de quién era ese tal Hickam, tuvo a bien responderle:

Chúpame la verga y las pelotas, yo trabajo para la NASA.

Pero Hickam subió la apuesta:

Y yo estoy en el Consejo Nacional del Espacio que supervisa a la NASA.

Como no podía ser de otra manera, el intercambio de mensajes adquirió cierta repercusión y Naomi acabó perdiendo su trabajo de becaria en la NASA. Pero la cosa no acabó ahí. De hecho, fue a peor.

Advertisement

En 4chan, los usuarios de Politically Incorrect notaron que Naomi pertenecía a la subcultura de los furries (esa parte de Internet dedicada a los animales antropomórficos) y abrieron la caja de Pandora. Por un lado, resonaron risas y burlas contra la chica, así como aplausos para Hickam. Por otro, críticas a la NASA e insultos para el escritor, acusado de abuso de poder.

Advertisement

La cosa se puso tan oscura que Naomi cerró al público su cuenta de Twitter y Hickam borró todos sus mensajes. Más tarde, Hickam publicó una nota al respecto en su blog que también borró. En ella explicaba que no había tenido nada que ver con el despido de la chica y que la NASA había decidido terminar su contrato tras ver los mensajes de “sus amigos” en Twitter:

Recientemente, llamó mi atención que alguien que estaba siendo contratado por la NASA usara la palabra p- en un tuit al respecto.

Soy un veterano de Vietnam y no me ofende esa palabra. Sin embargo, cuando vi que aparecía junto a la NASA, se me ocurrió que esta joven podía meterse en problemas si la NASA lo veía, así que le respondí que vigilara el lenguaje con la intención de dejarlo ahí.

De repente, sus amigos se ofendieron y dijeron algunas cosas desagradables, pero fue después de que yo me hubiera ido, ya que de inmediato borré mis comentarios y bloqueé a todos los interesados.

Más tarde, supe que [la joven] había perdido su oferta para trabajar en prácticas en la NASA. No tuve nada que ver con esto ni podría haberlo tenido, ya que no contrato ni despido a nadie para la agencia ni tengo voz ni voto en cuestiones de empleo.

El despido [de la joven] se debió a que el hashtag de la NASA que usaron sus amigos llamó la atención de la agencia mucho después de que mis comentarios desaparecieran.

[La joven] se acercó a mí con una disculpa innecesaria que acepté sinceramente, al tiempo que le ofrecí la mía. Después de hablar con ella y mirar su currículum, estoy seguro de que merece un puesto en la industria aeroespacial y estoy haciendo todo lo posible para asegurar que sea aún mejor que el puesto que perdió.

También he hablado con la gente que aprobó sus prácticas y estoy absolutamente convencido de que no habrá una marca negra en su historial. Me han dicho que puede volver a presentar una solicitud.

Advertisement

La moraleja de esta historia es: googlea a la persona que vas a insultar antes de hacerlo, puede que sea el jefe del jefe del jefe de tu jefe.

[BuzzFeed News]