Captura de pantalla: Matías S. Zavia (Gizmodo en Español)

La búsqueda inversa de imágenes existe desde hace tiempo, pero si estás entre el 92% de la gente que usa Google para sus consultas, habrás notado que los resultados empeoraron con los años. Al igual que Facebook, Google ha ido autocensurándose para no exponer la privacidad de la gente que publica sus fotos sin darse cuenta que están siendo indexadas.

Imagina que estás en el metro y ves a una chica que te llama la atención. Si el buscador de imágenes de Google funcionara sin ningún tipo de censura, podrías hacerle una foto sin que te viera y encontrar sus redes sociales gracias a los algoritmos de reconocimiento facial de la compañía (que, a juzgar por Google Photos, son muy avanzados). Pero Google no busca a la chica, sino el archivo exacto que has subido. Y al no encontrarlo, te muestra una serie de “imágenes visualmente similares” que no sirven para tus propósitos maliciosos (probablemente “personas en el metro en general”).

Captura de pantalla: Yandex (vĂ­a Search Engine Watch)

Ya ves que el factor de la privacidad es importante para Google, pero no para otras compañías como Yandex. Yandex, el buscador más grande de Rusia y el cuarto del mundo, tiene su propio motor de búsqueda inversa. Se llama Sibir y funciona segmentando las imágenes que suben los usuarios en una serie de “frases visuales” a través de los algoritmos de reconocimiento visual. Sibir recibe una imagen, la traduce en un conjunto de frases y luego peina miles de millones de imágenes en busca del conjunto más parecido al original. El resultado puede dar bastante miedo.

Probé con una foto mía en un acantilado que no estaba indexada en ningún motor de búsqueda. Primero la subí a Google Imágenes, que la interpretó como una escena típica de vacaciones y me devolvió una serie de fotos de gente que no se parecía en nada a mí con una playa paradisiaca de fondo:

Captura de pantalla: Matías S. Zavia (Gizmodo en Español)

Advertisement

Luego subí la misma imagen a Yandex. El buscador ruso funcionó de forma radicalmente opuesta. En lugar de “gente de vacaciones”, buscó hombres que se parecieran a mí: pelo corto, grandes gafas de sol, barba poco frondosa y cara redonda. Fue como si intentara averiguar sin éxito quién era yo. Y fue un buen intento, pero se lo había puesto demasiado difícil.

Captura de pantalla: Matías S. Zavia (Gizmodo en Español)

Entonces bajé un poco el nivel, de nuevo con una foto que no estaba indexada en ningún buscador, pero esta vez salía de frente y sin gafas de sol. Yandex encontró dos fotos mías y las puso en los primeros dos puestos, pero también encontró fotos de gente inquietantemente parecida a mí.

Advertisement

Captura de pantalla: Matías S. Zavia (Gizmodo en Español)

Así que ahí queda eso. Si quieres encontrarte a ti o a tu gemelo perdido, abre yandex.com/images, sube una buena imagen tuya y espera un segundo. Otra gente usa el motor de búsqueda inversa de Yandex para encontrar actrices porno o hentai (Google interpreta el hentai como “dibujos animados” y devuelve resultados para todos los públicos). Si te preocupa que esto pueda afectar a tu privacidad, evita subir fotos en público a Internet o —si vives en la UE— apela al derecho al olvido.