Gracias a este camarero británico ahora sabemos lo que pasa si llevas 24 años sin lavarte el pene

Captura de pantalla: Zach durante su aparición en el programa (The Sex Clinic)

Pocas veces ocurren situaciones en la televisión como la que se dio en el programa británico The Sex Clinic. Zach, un joven camarero de 24 años, tenía un grave problema con su pene, y decidió hacer partícipe de ello a un médico cualificado y a cientos de miles de estupefactos espectadores.

Zach, natural de Gloucestershire, Inglaterra, parecía preocupado por tener que recortar su prepucio, aunque luego se descubrió que ese no era el problema real. Le contó a la enfermera que lleva el programa que su prepucio había comenzado a sentirse “apretado”, especialmente durante el sexo, y que tenía un olor inusual que impregnaba todo a su alrededor. Tal y como explicó en el programa:

Mi willy (pene), no funciona a veces. El prepucio se mantiene por encima de la campana. He estado teniendo relaciones sexuales durante años, pero solo de un tiempo a esta parte mi prepucio se vuelve detrás del final de la campana.

Que recuerde, tengo el problema desde hace unos nueve meses, pero una vez que miré con detenimiento hacia abajo y me alarmé... necesito solucionarlo. Es como si estuviera congelado en la parte superior ... parecía algo sombrío y huele asqueroso. No puedo tener esto por más tiempo. A veces he dejado el sexo sin terminar, y me hace sentir que he fallado. Obviamente, es frustrante porque, claro, es tu vida sexual.

Advertisement

Zach luego comenta que fue su pareja actual la que le dijo que el pene parecía estar hinchado, y que quizás lo que estaba era “creciendo”. La enfermera entonces le espetó, “¿Cuántos años tienes, 24? Creo que has dejado de crecer y ya no eres un bebé”.

Luego, la presentadora le explicó que probablemente el pene se había vuelto más grande debido a la hinchazón asociada con lo que se denomina balanopostitis, que es la inflamación del pene y el prepucio. Y entonces a Zach lo enviaron a un médico especialista.

Tras la primera inspección retirando el prepucio del pene, el doctor expresó en el programa su incomodidad ante lo que acababa de ver. En palabras del urólogo “no se sentía familiarizado con lo que tenía delante”.

Advertisement

Lo que estaban captando las cámaras era una especie de secreción blanquecina y untuosa. La causa de la incomodidad del joven se había encontrado y tiene nombre: esmegma.

Advertisement

Se trata de una acumulación de aceite, piel desprendida y humedad con un fuerte olor característico. En el hombre proviene de las células de la zona del glande y de la porción interna del prepucio, y en las mujeres proviene del recambio celular y del sebo de las células en el clítoris y los labios mayores. Obviamente, esta acumulación no es saludable y puede causar hinchazón e infección.

Ocurre que el esmegma es perfectamente tratable simplemente lavándolo, algo que parecía que Zach no había hecho durante bastante tiempo. Por esta razón la enfermera le preguntó por la frecuencia que se lavaba la zona y lo bien o mal que lo hacía debajo del prepucio, a lo que Zach respondió: “Nunca”. Que el joven recordara, nunca antes se había retirado el prepucio para lavarse por debajo esa zona del pene. Zach llevaba 24 años sin lavarse su “Willy”, y esos 24 años había desarrollado un esmegma con infección insólito.

Advertisement

Al camarero, que dijo haberse acostado con alrededor de 40 mujeres en su vida, le comunicaron que lavarse adecuadamente causaría que la molestia y la hinchazón bajaran.

La noticia ha saltado en todos lo medios del país, donde Zach se ha convertido en la comidilla de los británicos estos días, aunque como aseguraba la doctora Naomi Sutton, “es bueno sacar a la luz este tipo de problemas y hablar sobre ellos con naturalidad, gracias a Zach, seguramente hemos informado a muchos otros”. [DailyMail, IFLScience]

Share This Story

About the author

Miguel Jorge

私たちは、ギズモードが大好き

EmailTwitterPosts
PGP Fingerprint: A538 E9AD 005E F2CB C29C BE2F 0401 2B5D D41F C01FPGP Key