Foto: Getty Images

Al menos ocho patinetes eléctricos de Lime han tenido que ser retirados de las calles de Brisbane, Australia, después de que fuesen hackeados para decir cosas sexuales y ofensivas. Lime ha calificado el hackeo de “decepcionante”.

“Está bien, si vas a montarte sobre mi culo, por favor, tírame del pelo, ¿de acuerdo?”, Decía uno de los patinetes después de ser desbloqueado, según un vídeo que ha sido publicado en YouTube.

“No me lleves por ahí, no me gusta que me monten”, se puede escuchar en un vídeo diferente publicado online.

El vĂ­deo grabado por el canal siete de la televisiĂłn local y publicado en Twitter muestra una fila entera de patinetes gritando mensajes pirateados, algunos de los cuales son difĂ­ciles de descifrar ya que hablan todos a la vez.

Advertisement

Cuando los clientes terminaban su viaje con uno de los patinetes pirateados, el aparato decía “¿a dónde vas?”, según otro vídeo publicado antes de que Lime se enterara del ataque.

No hace decir que esto a Lime no le ha hecho mucha gracia.

“Somos conscientes de que a ocho patinetes de Lime en Brisbane unos vándalos les han cambiado los archivos de audio por un discurso inapropiado y ofensivo”, dijo Nelson Savanh, gerente de asuntos públicos de Lime en Queensland, al Brisbane Times. 

Advertisement

“No es inteligente y no es divertido, es como si cambiasen el tono de llamada”, dijo Savanh.

Los patinetes de Lime todavía están operando bajo una fase de prueba en Brisbane, donde la compañía internacional ya se ha encontrado con varios obstáculos. En enero, las ruedas de sus patinetes comenzaron a bloquearse y lanzaban a los usuarios por los aires, algunos de los cuales incluso se rompieron huesos y necesitaron puntos hasta que una actualización de software solucionó el problema.

Advertisement

Y aunque esta vez se trataba solo de archivos de audio, existen ciertas preocupaciones acerca de los ataques a patinetes que podrían ser más peligrosos. Los investigadores de la firma de seguridad Zimperium demostraron recientemente que podían forzar a un patinete a acelerar y frenar usando una aplicación habilitada por Bluetooth a más de 100 metros de distancia. Pero Lime no utiliza el mismo modelo de patinete que usó Zimperium.

Los usuarios están pirateando patinetes en todo el mundo para aumentar su velocidad y para conseguir viajes gratis. Pero otras personas simplemente están interesadas en añadir algo de caos al mundo.

Advertisement

A fin de cuentas, quizás Lime tenga suerte de que la gente de Brisbane solo esté pirateando el audio de sus patinetes en estos momentos. Visto lo que están haciendo con ellos en otros lugares, las cosas podrían ser mucho, mucho peores.


Para estar al tanto de más noticias, síguenos en Twitter @GizmodoES