Jerome Kunkel
Captura de pantalla: ABC News (YouTube)

El caso del joven adolescente de Estados Unidos antivacunas que demandó a su escuela después de que ésta le excluyera por no estar vacunado contra la varicela, ha dado un nuevo giro inesperado. El joven ha contraído la varicela.

Al parecer, la historia comenzó después de un brote de varicela en una escuela secundaria en Kentucky el pasado mes de marzo. Entonces el Departamento de Salud prohibió que los estudiantes asistieran a clase a menos que pudieran probar que fueron vacunados o inmunes a la enfermedad.

Fue así como se conoció en los medios la historia de Jerome Kunkel, un joven estudiante que demandó al centro porque la escuela le dijo que no podía jugar en el equipo de baloncesto escolar como resultado de la política que se estaba siguiendo para prevenir.

Kunkel y su familia se oponen abiertamente a las vacunas, al parecer por razones morales. Su padre contó a los medios lo siguiente sobre la decisión de la escuela:

Es una tiran√≠a contra nuestra religi√≥n, nuestra fe, y nuestro pa√≠s. Est√° siendo penalizado porque es un ni√Īo sano. Puede que nunca se contagie de varicela.

Advertisement

El ni√Īo ahora tiene varicela.

Tal y como ha explicado el abogado de la familia, Kunkel comenz√≥ a mostrar signos de la enfermedad la semana pasada, aunque ‚Äúespera recuperarse en unos d√≠as‚ÄĚ (la varicela suele durar alrededor de 10 a 14 d√≠as). Mientras, la escuela ha emitido un comunicado donde explican que una vez que ya no sea contagioso y pueda demostrar que sus heridas se han curado, podr√° regresar al centro.

Advertisement

Sea como fuere, la familia dice no arrepentirse de la decisi√≥n. No se vacunan por motivos religiosos debido a que ‚Äúalgunas vacunas derivan de c√©lulas fetales abortadas legalmente‚ÄĚ, lo que han denominado como ‚Äúinmorales y pecaminosas‚ÄĚ.

Mientras, el Centro para el Control y la Prevenci√≥n de Enfermedades (CDC) recomienda no exponer deliberadamente a los ni√Īos a la varicela a trav√©s de la llamada ‚Äúfiesta de la varicela‚ÄĚ, una forma anticuada de tratar de controlar el virus, antes de que se inventara la vacuna.

Advertisement

En ella, varios ni√Īos son deliberadamente expuestos a la enfermedad para, supuestamente, mejorar su sistema inmunitario, una actividad cada vez m√°s extendida en Estados Unidos entre los movimientos antivacunas.

‚ÄúLa varicela puede ser muy grave y puede llevar a complicaciones y la muerte, incluso en ni√Īos sanos. El CDC recomienda encarecidamente no ser anfitriones ni participar en estos eventos‚ÄĚ, zanjan desde el centro de control. [ScienceAlert, CDC]