Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Si creías que se te daba bien jugar al Geoguessr es porque no has visto a los mejores

Ilustración para el artículo titulado
Captura de pantalla: Topotic / Geoguessr

Geoguessr, el juego que te sitúa en una localización aleatoria de Google Street View y te reta a adivinar dónde estas, dejó de ser gratuito hace unos años por el alto coste de acceder a la API de Google, pero sigue teniendo una amplia comunidad de jugadores cada vez más enganchados a la geografía.

Ahora hay incluso una web que recopila los récords mundiales en las distintas categorías del juego. Ver como los mejores jugadores del mundo siguen superando estos tiempos es sencillamente impresionante.

RC es uno de los jugadores con más récords de Geoguessr (y de los pocos que comentan sus vídeos, lo que añade un plus de entretenimiento).

Advertisement

Acertó 50 países seguidos en 9 minutos:

Consiguió una puntuación de 24.000 en 30 segundos:

Y encontró la ubicación exacta de cinco localizaciones en 5 minutos:

Todo esto jugando en el mapa A Diverse World 3.0, que contiene más de 50.000 localizaciones. El actual récord del mapa lo tiene un usuario llamado Granis, que consiguió la puntuación perfecta de 25.000 en apenas tres minutos:

Mientras que un usuario llamado Topotic adivinó los 50 países en 7 minutos:

Memorizar 50.000 localizaciones es prácticamente imposible, así que... ¿cómo lo hacen? La misma web de los récords, GeoTips, da algunas pistas.

No todos los países del mundo tienen Street View (por ejemplo, en África, solo hay un puñado de países con cobertura). Pero los países que sí están en el juego tienen unas características propias que estos jugadores experimentados reconocen al instante: desde las matrículas de los coches hasta los bolardos de las carreteras, pasando por la vegetación, la versión de la cámara del coche de Google y otros detalles que normalmente pasan desapercibidos al jugador promedio. Lo demás es pura práctica y talento.

Matías tiene dos grandes pasiones: Internet y el dulce de leche

Share This Story

Get our `newsletter`