Llega el verano y para muchos la primera experiencia laboral. Recién salidos de la Universidad o del instituto, muchos jóvenes entran de aprendices o becarios en una empresa durante unos meses. Pero como de costumbre, hay trabajos y trabajos. Ser becario en Silicon Valley es muy diferente a serlo en cualquier otra región. Una buena prueba: los becarios de verano de Google ganan más de 6.000$ al mes.

¿Sorprendido? Pues no es lo más atractivo de la experiencia. La revista New York también señala que además de ese dinero los becarios tienen acceso, como otros empleados, a tres comidas al día -con un extenso menú que cambia cada día-, lavandería, pistas deportivas, viajes y excursiones de grupo, clases de baile y transporte gratuito entre las oficinas de la compañía en Mountain View y su casa.

Otros años Google ayudaba a los becarios a pagar el alquiler de un piso pero este verano, además, ha dado la opción a varios de vivir gratis en un complejo de apartamentos de lujo pagado por la propia empresa, con jacuzzi, piscina, un minicine y pistas de tenis. Son apartamentos a compartir entre dos personas pero con habitación individual.

¿A quién no le gustaría trabajar así? Por lo pronto ya hay quien no está contento con la idea. Los vecinos de este complejo de apartamentos se quejan de que los becarios se pasan las noches de fiesta, con la música a todo volumen y usando la piscina y el jacuzzi hasta altas horas de la madrugada. [New York Magazine]