En un ejercicio de irresponsabilidad relativamente serio, Wikileaks ha publicado un par de documentos internos filtrados de la CIA que revelan las tácticas y los métodos que sus espías deben usar para pasar sin problemas los diversos controles de seguridad en aeropuertos de todo el mundo.

Algunos de los consejos son de sentido común y no muy comprometedores, por ejemplo:

  • Evitar parecer nervioso, o pasar el control de seguridad mostrando cualquier síntoma externo tal como respiración agitada, enrojecimiento de mejillas, temblor de manos, movimientos apresurados.
  • Torpeza al manejar el pasaporte.
  • Cambiar de línea en el control de seguridad y estudiar deliberadamente las cámaras y los procedimientos de seguridad.

Pero otros sin embargo, son más concretos y pueden ser usados de manera general:

  • Una cantidad de equipaje que no se corresponde con la duración de la estancia.
  • Equipaje que no se corresponde con la ocupación o intención de viaje del viajero.
  • Equipaje desordenado o mal organizado en pasajeros que se supone que son ejecutivos acostumbrados a viajar.
  • Mapas y material turístico de otras ciudades que no tienen que ver con el destino.
  • En Japón prestan particular atención a los occidentales que viajan solos.
  • En Bahrein agentes encubiertos se pasean por el hall de llegadas para detectar a pasajeros nerviosos o agitados.
  • En Chile prestan especial atención a ciudadanos chinos entre 16 y 28 años.
  • En Egipto rutinariamente se seleccionan

También da instrucciones en el caso de que sean seleccionados para un examen más minucioso más allá del procedimiento estándar. Especialmente si es por un examen aleatorio. El 12% de los ciudadanos americanos son seleccionados para este tipo de procedimientos, según la CIA, sin importar si su actitud es sospechosa o no. En ese caso, sólo hay un único consejo: mantener la coartada cueste lo que cueste y ser inflexible por muchas veces que lo pregunten. Pone de ejemplo un espía americano en un aeropuerto europeo que fue sorprendido con trazas de explosivos sobre sus vestimentas. Después de contar su versión de la historia (entrenamiento contraterrorista), finalmente se le permitió pasar.

Advertisement

Hay un segundo documento, titulado en inglés Infiltrating Schengen que evalúa los protocolos de seguridad dentro del área de Schengen. El área de Schengen es el resultado de un tratado entre 26 países de la Unión Europea donde sus ciudadanos pueden volar con limitaciones mucho más flexibles. Yo, sin ir más lejos, he viajado desde Madrid a Berlín sin que me pidan una sola vez el documento nacional de identidad o el pasaporte, o sin que lo cotejen con mi billete de avión. Aunque la CIA pone de relieve estas prácticas también expresa sus temores en torno al nuevo lector biométrico de huellas dactilares que entrará en acción durante el próximo 2015. Los PDFs pueden descargarse desde la página de Wikileaks. [Vía: Wikileaks]

Imagen: Holger Graebner/Shutterstock