Imaginar mapas del mundo en base a diferentes variables te hace ver la realidad de forma muy diferente. Este es un buen ejemplo: un mapa ajustado proporcionalmente según la población de cada país. Cada cuadradito de la rejilla de arriba equivale a un millón de habitantes. El resultado da que pensar.

Países como Canadá, Australia o Rusia casi desaparecen del mapa. Otros, como India, China, México o Japón se inflan considerablemente. Los países con menos de 1 millón de habitantes directamente no aparecen.

Lo curioso es que el mapa intenta mantener la forma original de los países con el sistema de asignar un cuadrado a cada millón de habitantes. Puedes ver aquí el mapa completo para leer bien las letras. Tal vez no sea el mejor sistema estadísticamente hablando pero, desde luego, más visual imposible. [Maps on the Web vía Reddit]