Meter a famosos en nómina en una firma de tecnología tiene su riesgo. Alicia Keys, nueva y flamante Directora Creativa de Blackberry, envió ayer un mensaje por Twitter (ya eliminado) que rezaba: "Started from the bottom now were here!", en referencia, se supone, a un single del rapero y actor Drake. Hasta ahí todo bien, lo malo es que el tuit lo envió desde un iPhone. O eso parece porque según Keys, lo que en realidad ocurrió es que le hackearon la cuenta. Imposible saber si es cierto o no, pero está claro quién sale perdiendo en todo esto: BlackBerry. 

Es solo una cuestión de imagen, pero la imagen cuenta, y mucho, en momentos como estos para BlackBerry. Alicia Keys (¿o sus hackers?) ya había tuiteado desde el iPhone días antes de la presentación oficial del BB10 y del anuncio de su puesto en la canadiense.

Advertisement

De hecho, ella mismo reconoció que era una adicta al iPhone, tal y como escribió en su cuenta de Google+ hace tiempo. Que lo siga haciendo ahora, sería bastante irresponsable por su parte, por lo que no es absurdo pensar que alguien cercano a ella (más que un "hacker") le haya gastado una broma pesada.

En cualquier caso, si algo deja claro este episodio, una vez más, es que la moda de pagar a famosos que en realidad NO utilizan tu producto, al menos en tecnología, suele salir caro. Lo de Oprah con el Surface fue memorable. Alicia Keys va camino de superarlo. 

Advertisement

Foto: AP