Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Ilustración para el artículo titulado

La teoría de cuerdas es una elegante explicación que trata de relacionar todas las fuerzas conocidas de la física mediante la representación de materia y energía como vibrantes cuerdas unidimensionales. La teoría, conocida también como 'Teoría del todo' es hermosa, pero tiene un problema: no se puede demostrar.

Advertisement

Cada una de esas cuerdas invisibles es aproximadamente cinco millones de veces más pequeña que un átomo de hidrógeno. Huelga decir que no tenemos todavía un instrumental capaz de examinar con detalle algo tan minúsculo, pero eso no quita que los expertos en física sigan buscando alguna manera de probar si la teoría de cuerdas es correcta o no.

Dos científicos de la Universidad de Towson, en Maryland, han ideado una forma por la que se podría demostrar si la teoría de cuerdas va por el buen camino o debería acabar en un museo. La metodología está inspirada en la leyenda en torno a cómo Galileo o Isaac Newton formularon sus teorías. Las mismas cuerdas que explican las partículas más pequeñas también pueden servir para explicar el movimiento a nivel astronómico, así que básicamente, el método consiste en medir los movimientos de planetas cercanos y conocidos para intentar encontrar anomalías que desafíen la teoría de la relatividad de Einstein y encajen con lo explicado en la teoría de cuerdas.

El problema es que estas desviaciones en la órbita serían mínimas, pero James Overduin, profesor del Departamento de Física, Astronomía y Geociencias de la Universidad de Towson, y su equipo creen que es posible medirlas. Para ello habría que analizar el comportamiento de astros pequeños y cercanos como Tetis o Dione, dos de las lunas de Saturno.

Ahora, por supuesto, toca poner en marcha la idea y tratar de averiguar si este controvertida y compleja teoría de la física es acertada después de todo. [Phys.org]

Advertisement

Imagen: Lunch bajo licencia Creative Commons

Share This Story

Get our newsletter