Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Samsung hace trampas en las pruebas de rendimiento del Galaxy S4

Ilustración para el artículo titulado

Alimentado por un poderoso procesador Exynos 5 Octa, la versión internacional del teléfono inteligente Samsung Galaxy S4 es el terminal que mejores puntuaciones obtiene en las pruebas de rendimiento: su GPU funciona a 532 MHz y la velocidad de procesamiento llega a los 1.2 GHz. Ahora bien, esto siempre que las mediciones se hayan llevado a cabo mediante algún programa popular de pruebas de rendimiento. Con cualquier otra aplicación, los números de CPU y GPU descienden.

Es lo que ha descubierto una investigación realizada por AnandTech. Según la misma, Samsung introdujo modificaciones en el sistema que permiten a determinadas aplicaciones destinadas a medir el rendimiento de componentes -las más usadas y sólo a ellas- aprovechar toda la potencia del chipset. O sea, que cuando el dispositivo detecta que una de estas aplicaciones está en marcha, entra en modo “alto rendimiento”.

Advertisement

Concretando más, la GPU del S4 normalmente funciona a unos 480 MHz. Pero si se ejecuta GLBenchmark 2.5.1, AnTuTu o Quadrant, tres de las aplicaciones para hacer benchmarks más conocidas, se dispara hasta los 532 MHz, velocidad que los usuarios nunca experimentarán en su uso diario del terminal.

Con la CPU pasa lo mismo. Habitualmente la velocidad de procesamiento del chipset ronda los 500 MHz y como máximo alcanza 1.2 GHz. Sin embargo al correr alguno de los mentados programas el dispositivo pasa automáticamente a la máxima velocidad de reloj, 1.2 GHz.

Es decir, que Samsung ha optimizado la versión internacional del Galaxy S4 para que obtenga los mejores resultados posibles en los tests de rendimiento. Resultados que luego no se verán reflejados en el mundo real. Un símil para que se entienda mejor: es como si Ferrari quitara las limitaciones del motor de su F12berlinetta en las pruebas de conducción con la prensa, pero luego saliera al mercado limitado porque no puede funcionar de manera habitual sin ellas.

Lo importante ante todo esto es preguntarse si Samsung está engañando a los consumidores. Por un lado el fabricante nunca ha utilizado números concretos de velocidad GPU/CPU como reclamo. Pero por el otro es costumbre que las publicaciones tecnológicas realicen tests de rendimiento a todos los nuevos cacharros que van saliendo, los cuales muchos tienen en cuenta a la hora de decantarse por uno u otro terminal.

Advertisement

Sea como fuere, esto de optimizar dispositivos para que obtengan buenas puntuaciones en las pruebas no es nuevo. En el sector del PC se hace habitualmente y la enseñanza que podemos sacar es que tomar una decisión de compra basándose en las características de hardware no tiene sentido. Y no sólo porque puedan estar falseadas, también porque nos encontramos en la era del software del que depende en gran medida que la experiencia de uso sea satisfactoria. [AnandTech vía AllThingsD]

[Actualización: Samsung ha respondido negando que haga trampas. La compañía simplemente asegura que el rendimiento gráfico se ajusta a diferentes aplicaciones. A continuación os transcribimos su respuesta literal]

Bajo condiciones ordinarias, el Galaxy S4 ha sido diseñado para permitir una frecuencia máxima de 533MHz. Sin embargo, la frecuencia máxima de la GPU se reduce a 480MHz para ciertas aplicaciones de juego que podrían inducir a una sobrecarga cuando se juegan prolongadamente a pantalla completa. Por otra parte, la frecuencia máxima de 533MHz está permitida en aplicaciones como el navegador, la galería, la cámara, el reproductor de vídeo, y ciertos programas de benchmarking que también demandan un rendimiento superior.

Share This Story

Get our `newsletter`