¬ŅBalas perforantes? Pronto no ser√°n m√°s que un mal recuerdo. Este v√≠deo muestra las propiedades bal√≠sticas de un nuevo tipo de materiales conocidos como espumas met√°licas compuestas (CMF por sus siglas en ingl√©s). Son tan resistentes que balas sencillamente se desintegran al golpear contra su superficie.

Advertisement

Y no son unas balas cualquiera. Se trata de balas perforantes del tipo 7,62 √ó 51 mm M80 y 7,62 √ó 63 mm M2. La superficie sobre la que impactan es un compuesto de varias capas. Bajo una l√°mina fina de cer√°mica se ha dispuesto otra de espuma met√°lica. El grosor total del material es de 25 mm y es excepcionalmente ligero.

Al chocar contra su superficie, el impacto es tan brutal que la bala se desintegra dejando una muesca en la cara interior del material de solo 8 mm cuando los estándares actuales admiten muescas internas de más de 40 mm. El secreto de la resistencia del material es una extraordinaria capacidad para absorber energía. Solo la espuma llega a evitar hasta el 70% de la energía cinética del proyectil.

Advertisement

Las espumas met√°licas no son nuevas en absoluto, pero cuanto m√°s se profundiza en su estudio m√°s aplicaciones impresionantes se est√°n descubriendo. El a√Īo pasado, una investigaci√≥n financiada por el Departamento de Energ√≠a de Estados Unidos descubri√≥ que las CMF son excelentes aislantes de la radiaci√≥n gama, los rayos X y las emisiones de neutrones. Los m√©todos de fabricaci√≥n de estos compuestos cada vez son m√°s eficientes y pronto revolucionar√°n la ingenier√≠a en m√ļltiples aspectos que van desde las sondas espaciales a la investigaci√≥n nuclear. [Universidad de Carolina del Norte v√≠a Phys.org]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.