El cangrejo-robot explorador de océanos ya camina de verdad

El a√Īo pasado os hablamos Crabster (debajo), un cangrejo-robot dise√Īado por el Instituto Oceanogr√°fico de Ciencia y Tecnolog√≠a de Corea del sur (KIOST, por sus siglas en ingl√©s). Se trata de un robot pensado para explorar el fondo marino. Hasta ahora era solo un prototipo, pero ya est√° casi plenamente operativo. Lo puedes ver en el v√≠deo de arriba.

Crabster cuenta con seis patas con m√°s de 30 articulaciones en total. Est√° dise√Īado para resistir fuertes corrientes submarinas movi√©ndose a una velocidad de 5 km/h, lento pero seguro. En su primera inmersi√≥n lo enviar√°n a m√°s de 200 metros de profundidad. Debajo, m√°s detalles sobre el invento.

Advertisement

Este cangrejo-robot gigante explorar√° el fondo marino de Corea

El Instituto Oceanogr√°fico de Ciencia y Tecnolog√≠a de Corea (KIOST, por sus siglas en ingl√©s) ultima los preparativos para soltar en el mar a Crabster, un cangrejo mec√°nico del tama√Īo de un coche dise√Īado para explorar el fondo oce√°nico en condiciones dif√≠ciles.

El centro lleva m√°s de dos a√Īos desarrollando este prototipo aut√≥nomo dotado de seis patas y m√°s de 30 articulaciones. Los primeros prototipos a escala m√°s peque√Īa sirvieron para desarrollar el sistema motriz y de equilibrio.

Advertisement

El que tenga forma de crust√°ceo no es capricho de sus creadores. Los veh√≠culos sumergibles tradicionales tienen problemas para permanecer estables en lugares donde las corrientes submarinas son fuertes. Por otro lado los impulsores tienden a levantar suciedad del fondo, lo que dificulta la visi√≥n. Crabster est√° dise√Īado para resistir las corrientes submarinas m√°s fuertes, movi√©ndose firmemente a una velocidad lenta pero segura de cinco kil√≥metros por hora, y sin levantar arena o lodo.

Advertisement

Dotado de un sonar con un alcance efectivo de 200 metros, proyectores de luz y 10 cámaras, Crabster también dispone de dos pinzas multiuso retráctiles que esconde en su primer par de patas, y un contenedor en el que puede guardar muestras.

El vehículo hará su debut dentro de un mes a 200 metros de profundidad. De momento, Crabster no es completamente autónomo. Un cable conectado a su barco nodriza le proporciona energía y comunicaciones. Sus creadores estudian ahora la forma en la que los crustáceos reales nadan para que el vehículo pueda despegarse del fondo marino y desplazarse por sí mismo sin cables. [KIOST vía Gizmag]