Este es el vídeo que he grabado de la cola hoy a las ocho de la mañana en la tienda de Apple del Meatpacking District de Nueva York, en la calle 14 con la novena avenida. Cientos de personas (muchas habían pasado la noche en la fila) esperando su turno para comprar uno de los nuevos iPhone. Escenas similares se han vivido a las puertas de las tiendas Apple de todo el mundo. Hong Kong, Tokio, Australia...

Pero sería un enorme error pensar que todos los que están en ellas son fans de la marca de Cupertino esperando poner sus manos sobre el nuevo teléfono, como hoy titulan muchos medios. La inmensa mayoría son revendedores que sacarán esos iPhones del país en las próximas horas.

Advertisement

Comprar iPhones el día de lanzamiento se ha convertido en un lucrativo negocio. En el caso de Nueva York la mayoría son ciudadanos de origen chino que ni siquiera hablan inglés. Llevan apuntados los modelos que quieren en un papel. Los vendedores de Apple tienen que usar gestos para saber qué teléfono quieren, si el pequeño o el grande. Como la compañía limita el número de teléfonos a dos unidades por cliente los revendedores compran en grupos. Cada grupo tiene a una persona de apoyo que guarda el dinero (generalmente en efectivo) y lo reparte justo antes de que entren a la tienda.

En China estos teléfonos se venderán en los próximos días casi al doble de su precio de salida. El modelo más demandado, a juzgar por lo que hemos podido escuchar, es el iPhone 6 Plus dorado.

Apple pretendía lanzar el iPhone en China este año en la primera oleada de países, pero un problema de última hora con las licencias ha obligado a retrasar el lanzamiento. En el fondo da igual. Incluso aunque Apple hubiese podido vender el teléfono hoy en el país asiático, el precio en Estados Unidos es menor. Sigue siendo un buen negocio comprar el iPhone en dólares y enviarlo por mensajería o con un familiar. Si en China no hay demanda, los países del Medio Oriente, América Latina o India son también destinos populares para los modelos más caros.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)