Campañas de publicidad hay muchas, pero solo un puñado son realmente ingeniosas. La compañía de mensajería DHL ha ideado una de ellas, el sueño de toda marca: lograr que tu competidor anuncie tu producto. ¿Cómo?

DHL creó enormes paquetes con un cartel bien a la vista en el exterior, "DHL es más rápido". El truco estaba en que la tinta que utilizaron se activaba con la temperatura. Antes de enviarlos, congelaron los paquetes a -4º centígrados, lo que los convertía en enormes cajas negras. Competidores como UPS o TNT los recogían, los metían en sus camiones para entrega y cuando los sacaban, sorpresa, el cartel ya estaba visible. Todo un "paquete troyano" en el camión. Si a eso se añade que las cajas eran muy pesadas y las direcciones de entrega difíciles de encontrar, el resultado son repartidores de la competencia arrastrando lenta y penosamente por las calles paquetes con un "DHL es más rápido". Y todo el mundo, offline y online, contemplando el espectáculo. No está mal.

Lo de online es porque, claro, hicieron un vídeo del proceso, que era realmente el objetivo. Puedes verlo debajo. Seguro que no ha sido todo tan redondo y perfecto como lo pintan pero, aún así, muy bien jugado. [vía Tastefully Offensive]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)