La NASA va a enviar una sonda al Sol y tu nombre puede ir escrito en ella. Bueno, en un chip de memoria soldado en la sonda junto al nombre de todo el que quiera participar. Es una oportunidad única: será la primera vez que una nave espacial “toque” nuestra estrella (y acabe ardiendo en ella).

No es broma: puedes enviar tu nombre al Sol rellenando este formulario con tu nombre y tu correo eletrónico. Se trata de una campaña para la misión espacial Parker Solar Probe, que consiste en enviar una sonda a la corona solar para estudiarla desde cerca. La sonda, llamada así en honor al astrofísico Eugene Parker, será lanzada entre el 31 de julio y el 19 de agosto de este año y acabará derritiéndose sobre el Sol en algún momento de 2025.

Advertisement

La idea es bastante emocionante: tu nombre y el de William Shatner, bombardeados por el calor y la radiación en una misión suicida que nos permitirá conocer la atmósfera solar con un detalle sin precedente. No será fácil. La sonda Parker tendrá que lanzarse a bordo de un cohete Delta IV-Heavy en dirección al planeta Venus, sobre el cual orbitará siete veces en siete años para servirse de su asistencia gravitatoria y acercarse al Sol.

En el transcurso de un año, la sonda volarán lo suficientemente cerca del Sol como para medir los cambios en la velocidad del viento solar, detectar partículas solares de alta energía y observar la estructura de sus campos magnéticos. En el transcurso de siete años, se encontrará a solo 8,5 radios solares (5,9 millones de kilómetros) de la superficie del Sol, conocida como la fotosfera. Eso es siete veces más cerca de lo que llegó a estar la nave espacial Helios 2, que ostenta el récord de proximidad desde 1976.

Advertisement

A esa distancia, Parker tendrá que soportar temperaturas de más de 1377 ºC, para lo que contará con un escudo térmico de 11,43 centímetros de grosor que ha sido fabricado en fibra de carbono. Llevará además un novedoso sistema de refrigeración líquida que mantendrá sus componentes internos a una temperatura operativa. Por supuesto, también habrá una cámara para tomar fotos de nuestra estrella como nunca hemos visto.

Así que, si quieres que tu nombre viaje a velocidades de hasta 700.000 kilómetros por hora y acabe fundiéndose en el Sol cuando la nave se quede sin propelente, no te lo pienses mucho: tienes hasta el 27 de abril para rellenar el famoso formulario y pasar a formar parte de la historia.

[NASA]

Advertisement