Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

La policía de Singapur usará robots soplones para buscar "comportamientos sociales indeseables"

Dos robots "Xavier" deambularán por las multitudes en la región de Toa Payoh Central

By
We may earn a commission from links on this page.
Uno de los dos robots “Xavier” programados para patrullar parques en Singapur, en busca de fumadores, motociclistas en las aceras y personas que se reúnen en violación de las reglas de la pandemia.
Uno de los dos robots “Xavier” programados para patrullar parques en Singapur, en busca de fumadores, motociclistas en las aceras y personas que se reúnen en violación de las reglas de la pandemia.
Foto: Home Team Science and Technology Agency (Fair Use)

Si vas a pasear por Singapur pronto, no olvides saludar a este amigable (y soplón) robot del vecindario.

La Home Team Science and Technology Agency (HTX) de Singapur desplegará dos robots llamados “Xavier” que, según la agencia, utilizan cámaras con un campo de visión de 360 ​​grados y software de análisis para detectar “comportamientos sociales indeseables” en tiempo real. Como reportó Business Insider, los robots están diseñados para detectar actividades como fumar en público, la violación de las restricciones pandémicas (es decir, grupos de más de cinco personas) y la venta ilegal de productos en la calle. Otros comportamientos que la agencia dijo que los robots pueden detectar incluyen el uso de vehículos motorizados o motocicletas en los pasillos peatonales y “bicicletas estacionadas incorrectamente”.

Los robots Xavier recorren una “ruta de patrulla preconfigurada de antemano por los funcionarios públicos”, aunque pueden desviarse según sea necesario para evitar chocar contra peatones u otros obstáculos. El plan es que los dos robots transmitan informes de dicha actividad a un centro policial central, además de confrontar a los infractores directamente con mensajes de advertencia. Las primeras tres semanas de despliegue comenzarán el 5 de septiembre en Toa Payoh Central.

Advertisement

“Una vez que Xavier detecta cualquiera de los casos anteriores, activará alertas en tiempo real al centro de comando y control, y mostrará el mensaje apropiado (según el escenario) para educar al público y disuadir tales comportamientos”, explicó el HTX en un comunicado. Si es necesario, agregó la agencia, los oficiales de servicio en el centro de comando pueden “activar recursos adicionales para responder a situaciones en tierra cuando sea necesario”.

Los robots también pueden ser controlados de forma remota por agentes presentes en el centro de control, quienes también pueden activar un intercomunicador bidireccional que les permitiría hablar directamente con miembros del público.

Advertisement

“El despliegue de robots terrestres ayudará a aumentar nuestros recursos de vigilancia y cumplimiento”, dijo Lily Ling, directora de la Oficina Regional Este de la Agencia de Alimentos de Singapur, en el comunicado. “Por ejemplo, la vigilancia de los vendedores ambulantes ilegales puede requerir mucha mano de obra, ya que es necesario desplegar agentes en varias áreas de la isla. La adopción de tecnología robótica se puede utilizar para mejorar dichas operaciones y reducir la necesidad de que nuestros oficiales realicen patrullas físicas”.

Este no es el primer experimento de robots de Singapur. En 2020, la Junta de Parques Nacionales de Singapur y la agencia GovTech desplegaron un robot de Boston Dynamics de cuatro patas, del famoso modelo “Spot”, para vagar por los parques ladrándole a la gente sobre el distanciamiento social durante la pandemia del coronavirus. Las autoridades de Singapur también han volado flotas de drones sobre los parques para dar a los oficiales un “punto de vista elevado” desde el cual pudieran observar el número y la densidad de visitantes presentes.

Advertisement

Singapur tiene un código legal muy severo que a menudo se considera uno de los más estrictos del mundo. Trató de controlar la propagación del nuevo coronavirus con medidas de gran alcance como cuarentenas obligatorias para los visitantes, un sistema de rastreo de Bluetooth, cierres de negocios y restricciones fronterizas, con el mencionado robot Spot desempeñando un papel pequeño pero muy llamativo. El virus finalmente causó estragos allí a pesar de que surgieron más variantes contagiosas y este verano las autoridades de salud cambiaron de una política de erradicación a control.

Al día 7 de septiembre, según CNN, las estimaciones de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins muestran que Singapur ha tenido casi 69.000 casos (aunque solo 55 muertes). Singapur tiene una de las tasas de vacunación más altas del mundo, pero, como informó CNN, un brote de la infecciosa variante Delta ha estancado los intentos de hacer retroceder las restricciones pandémicas y devolver una apariencia de normalidad a la vida diaria.

Advertisement

La policía de Estados Unidos ha aumentado el uso de drones aéreos durante años, lo que plantea innumerables preocupaciones sobre los derechos civiles. Pero sus intentos de lanzar robots soplones en tierra se han topado con una controversia considerable después de que la policía de Dallas, Texas, usó un robot con una bomba en 2016 para matar a un sospechoso que acababa de asesinar a cinco agentes de policía. El Departamento de Policía de Nueva York compró su propio robot Spot, completo con un brazo especial que le permitiría abrir puertas, pero se vio obligado a retirarlo del servicio gracias a una reacción negativa del público y una citación del Ayuntamiento que exigía saber cuánto dinero gastaba la policía en este contrato. Los departamentos de policía de todo EE.UU. también han comenzado a utilizar drones aéreos autónomos que pueden volar solos para realizar vigilancia y responder a llamadas de emergencia.