√Ārtico. Getty

Mientras que los gobiernos se ponen de acuerdo sobre cu√°l es el mejor plan para paliar el cambio clim√°tico y otros (como Estados Unidos) parecen tomar un camino contrario, un grupo de cient√≠ficos ha presentado un plan de lo m√°s salvaje para volver a congelar el √Ārtico: bombas e√≥licas sobre la capa de hielo.

La medida puede sonar desesperada e incluso bastante peliculera, pero tiene todo el sentido del mundo si analizamos lo ocurrido hace muy poco. En noviembre del a√Īo pasado se publicaba un informe sobre la Resiliencia del √Ārtico que pon√≠a los pelos de punta. Sab√≠amos que el Polo Norte sufr√≠a un calentamiento, pero el 2016 arrojaba una cifra escalofriante: las temperaturas del Polo Norte se elevaron hasta 20 grados sobre el promedio de las registradas durante esa √©poca (fue en oto√Īo) en a√Īos anteriores.

En el informe hab√≠a m√°s datos para tener en cuenta. Por ejemplo la superficie helada en el √Ārtico alcanz√≥ unos m√≠nimos hist√≥ricos en octubre de 6,6 millones de kil√≥metros cuadrados. No hace falta ser un genio para advertir que esto puede traer consecuencias catastr√≥ficas para el planeta.

Aunque hoy no sepamos con exactitud el alcance mundial de los cambios en el √Ārtico, los cient√≠ficos apuestan por una liberaci√≥n masiva y natural de metano (un gas cuyo efecto invernadero es extremadamente m√°s potente que el CO2), o que la tundra y su deshielo provocar√° un cambio en la vegetaci√≥n que repercutir√° en la pesca o los ecosistema septentrionales.

Desde que comenzaron a llegar las primeras se√Īales de alarma los cient√≠ficos han intentado convencer a los gobiernos de la necesidad de actuar cuanto antes. La √ļltima propuesta la ofrece el f√≠sico Steven Desch y su equipo de la Universidad de Arizona. En lugar de quedarse sentados y observar c√≥mo el hielo marino desaparece de la regi√≥n a un ritmo sin precedentes, apuestan por un plan in√©dito.

Advertisement

√Ārtico. Getty

B√°sicamente hablan de instalar 10 millones de bombas e√≥licas (energ√≠a renovable) sobre la capa de hielo para luego bombear el agua sobre la superficie (helada) del √°rtico en el invierno. En teor√≠a, esa agua se congelar√≠a antes de la llegada del verano. El investigador dice que las bombas podr√≠an agregar casi un metro de grosor a la capa actual de hielo marino. Si el hielo es m√°s grueso durar√≠a m√°s tiempo y reducir√≠a el peligro de que el hielo desapareciera durante el verano. Seg√ļn Desch:

Con nuestro plan, un hielo m√°s grueso significar√≠a hielo m√°s duradero. A su vez eso significar√≠a que el peligro de que todo el hielo marino desaparezca del √Ārtico en verano se reducir√≠a significativamente.

Advertisement

Obviamente el plan tiene un coste. Los investigadores calculan que el programa para volver a congelar el √Ārtico necesitar√≠a 500 mil millones de d√≥lares de financiaci√≥n.

El resumen del documento de los cient√≠ficos indica que el √Ārtico podr√≠a estar completamente desprovisto de hielo marino en el verano del 2030. Para Desch y sus colegas el acuerdo de Par√≠s del 2015 tampoco ser√° suficiente para detener las consecuencias del calentamiento global.

Es posible que un proyecto de esta magnitud jam√°s se lleve a cabo, pero las se√Īales que est√° emitiendo el planeta nos indican que en alg√ļn momento habr√° que tomar medidas m√°s all√° de acuerdos o recomendaciones sobre malos h√°bitos. Como dice Desch:

Nuestra √ļnica estrategia en la actualidad parece ser decirle a la gente que deje de quemar combustibles f√≥siles. Es una buena idea, pero vamos a necesitar mucho m√°s que eso para evitar que el hielo marino del √Ārtico desaparezca. [The Guardian]¬†