El ser humano ha llegado a construir vehículos verdaderamente colosales. Desgraciadamente, la mayor parte de ellos no llegaron a ir más allá de un único prototipo precisamente porque su tamaño los hacía demasiado caros de fabricar, o por problemas técnicos derivados de su envergadura. Estos son algunos de ellos.

Antonov An-225 Mriya

Imposible comenzar esta serie de colosos únicos de otra forma. Os presentamos al Antonov An-225, el avión en activo más grande del mundo. Sus alas miden 88,4 metros de una punta a otra, y mide 84 metros de largo. Solo existe una unidad en el mundo, que voló por primera vez en 1988. Desde entonces, sigue en servicio activo, aunque no se han construido más sencillamente porque es demasiado caro. Hacia el año 2000 Rusia comenzó a construir otro, pero el proyecto está paralizado por falta de presupuesto. Actualmente ostenta varios récords de carga aérea. ¿El máximo? 253.820 kilos.

Hughes H-4 Hercules Sprooce Goose

Decíamos que el An-225 es el avión más grande en activo, pero no es el más grande que se ha construido. Ese título lo ostenta el H-4 Hercules, un masivo hidroavión para transporte militar construido en los 40 por el magnate Howard Hughes a petición del departamento de Guerra.

Advertisement

El H-4 nunca llegó a fabricarse a tiempo para el conflicto, y tan solo realizó un breve vuelo de prueba el 2 de noviembre de 1947. Hoy se puede ver en el Museo Aeroespacial Evergreen, en Oregon, Estados Unidos.

Panzer V VIII Maus

Los nazis llegaron a construir dos unidades de este colosal tanque, pero solo una llegó a completarse, y la acabaron requisando los rusos tras la Segunda Guerra Mundial. Actualmente, el prototipo se exhibe en el Museo del Tanque de Kubinka, en Rusia.

Advertisement

El Panzer VIII Maus sigue ostentando el récord de vehículo acorazado cerrado más grande jamás construido. Pesaba 188 tonelads y medía 10, 2 metros de largo, 3,71 de ancho y 3,63 de alto. Lo más curioso es que su motor era híbrido (eléctrico y de combustible). Su récord de velocidad se estableció en 22 Km/h. Muy pocos puentes podían resistir el peso de este tanque, así que los alemanes lo dotaron de un snorkel para poder circular bajo el agua hasta 13 metros de profundidad.

Obyekt 279

Bajo este extraño nombre se oculta el prototipo de un supertanque que el ejército ruso construyó en 1957, y cuyo objetivo era servir de puesto de mando móvil a los comandantes de artillería rusos en el hipotético caso de una tercera guerra mundial.

El Objeto 279 medía 11 metros de largo (cañón incluído), 3,4 metros de ancho y 2,6 de alto. No era tan grande como el Maus, pero era tan pesado (60 toneladas) que tuvieron que dotarle de un par más de tractores de oruga. Su blindaje podía soportar munición antitanque normal, y se decía que hasta podría aguantar la onda de choque de una bomba nuclear.

Terex 33-19 Titan

Durante 25 años, el Titan fue el camión de trabajo pesado más descomunal del mundo. Lo construyó la compañía Terex, filial de General Motors, en 1973 y sirvió durante 13 años antes de quedar como un objeto de exhibición en Sparwood, Canadá.

Advertisement

El Terex 33-19 medía 20,3 metros de largo, 7,80 de ancho y 6,88 de alto. Su motor era un V-16 turbodiesel de 160 litros. El camión más grande del mundo en la actualidad es el BelAZ 75710 ruso (a continuación), que mide 20,6 x 9,87 x 8,16 metros. Lo alimentan dos motores de 16 cilindros y 2.300 caballos cada uno (y ya se han fabricado unos cuantos).

Marion 6360 El Capitan

El coloso que veis en la imagen tiene el honor de haber sido, durante su reinado, el vehículo terrestre más pesado de la historia, y también la mayor excavadora de pala única jamas construida. Su tamaño quizá no se aprecia bien en la foto anterior. A continuación, un detalle de su tractor oruga.

La Marion 6360 la construyó la compañía Marion Power Shovel para una compañía minera en Illinois. Sirvió allí hasta 1991, año en el que un incendio provocó daños tan graves en la maquinaria que salía demasiado caro repararla, así que la desguazaron. Medía 64 metros de altura y pesaba 12.700 toneladas. Con su motor de 15.000 caballos movía 96 metros cúbicos de tierra en cada palada.

Tanque Netopyr

Conocido también como Tanque del Zar o Tanque Lebedenko en honor a su creador, este tanque ruso de 1915 se movía sobre tres ruedas. Las dos más grandes tenían 9 metros de altura, y la pequeña 1,5. Moviendo cada rueda había un motor de 240 caballos de potencia que lo permitía alcanzar una velocidad máxima de 17 Km/h.

Advertisement

El Netopyr (Murciélago) medía 18 metros de largo y 12 de ancho. En carretera se movía sin problema, pero sus más de 60 toneladas y esas ruedas se revelaron inútiles a poco que se topara con un obstáculo. Finalmente se decidió abandonar el proyecto y la única unidad que construyeron acabo en el desguace.

LeTourneau TC-497 Overland Train Mark II

Corrían los años 50 y Estados Unidos se preguntaba: ¿Y si el enemigo destruye nuestras carreteras y vías de tren? Acosado por esa insidiosa pregunta, el ejército encargó a la firma de equipamiento industrial LeTourneau, con sede en Texas, un medio de transporte terrestre a gran escala que no dependiera de carreteras ni vías de ferrocarril.

Advertisement

La respuesta de LeTourneu fueron los Overland Trains o Logistics Cargo Carrier (LCC) como les gustaba llamarlo en el ejército. Los LCC eran algo así como un tren, pero capaz de circular por cualquier terreno gracias a sus enormes ruedas. El más grande de todos ellos era el TC-497 Mark II, creado en 1958.

La cabeza tractora de este convoy monstruoso iba equipada con una turbina de gas de 1.170 caballos de potencia, pero no era suficiente. Intercalados entre los vagones había otros tres motores similares para ayudar. Tenía una longitud total de 183 metros, lo que lo califica como el vehículo todoterreno más largo que se ha fabricado. De ese tren de tierra ya solo queda la locomotora, que aún puede verse en la base de pruebas de Yuma, en Arizona.

Bagger 293

La Bagger 293 es la culminación de una serie de excavadoras para minería fabricadas por la compañía alemana TAKRAF. Aunque sean familia, la 293 es la única de su clase, y sigue ostentando el récord Guinnes al vehículo terrestre más grande. Mide 96 metros de altura, 225 de longitud, y pesa 14.200 toneladas. Su cabezal excavador (en la imagen) tiene un diámetro de unos 20 metros, y puede mover 240.000 metros cúbicos de tierra al día. Actualmente sirve en una mina de carbón cerca de Hambach, Alemania.

Fortaleza voladora Kalinin K7

53 metros de envergadura pueden parecer pocos comparados con los 82 del Antonov An-225, pero si estamos hablando de un avión propulsado a hélice y construido en los años 30, la cosa cambia bastante. En esa época, los rusos estaban obsesionados con construir fortalezas aéreas, y lo más cerca que llegaron es el Kalinin K7, una auténtico monstruo diseñado por Konstantin Alexeivich Kalinin.

Advertisement

En internet circulan todo tipo de locos bocetos de la versión militar de este avión en la que le ponen hasta cañones de gran calibre, algo que probablemente sería inviable. Lo que se sabe con seguridad es que el K7 estaba propulsado por siete motores, y llevaba seis ametralladoras ShKAS de 7,62 mm y hasta 9.000 kg de bombas (más que un B-29). La versión civil hubiera tenido capacidad para 120 pasajeros. Lamentablemente, se estrelló pocos meses después de su vuelo inaugural y nunca se llegaron a fabricar más.

Click here to view this kinja-labs.com embed.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)