Aunque utilizo a diario tanto Windows como OS X, en la mayoría de ocasiones me quedo con este último para trabajar. La principal causa de ello se debe a una serie de tips y aplicaciones que multiplican mi productividad y me ayudan a trabajar más rápido, más enfocado y más eficiente. Estas son algunas de ellas:

Esquinas activas

Resulta sorprendente, pero uno de los pequeños trucos de productividad que más uso lleva integrado de forma nativa con OS X desde hace casi una década. Son las archiconocidas esquinas activas y permiten, cuando acercamos el cursor del ratón a una esquina del escritorio, realizar diversas acciones. En mi caso utilizo la inferior izquierda como atajo para mostrar el escritorio, y al mismo tiempo utilizo el escritorio como cajón de sastre para imágenes, documentos, GIFs...etc. Selecciono la aplicación con la que deseo utilizar el archivo, deslizo a la esquina, selecciono el archivo, deslizo otra vez y arrastro. Ahorra montones de tiempo.

BetterTouchTool

Es otra de mis grandes favoritas. Su función principal es que mediante la realización de ciertos gestos con el trackpad podamos ejecutar atajos de teclado. Por ejemplo, en mi caso un dedo hacia arriba es el comando Copiar y cinco dedos hacia abajo el comando Pegar. Pero lo más interesante es que incluye, en forma de añadido extra, la que probablemente es mi función de productividad favorita en Windows: ajustar ventanas a los bordes arrastrándolas contra ellos. Si cogemos una ventana y la arrastramos a un lado de la pantalla se redimensionará automáticamente ocupando la mitad de la misma. Es especialmente útil cuando necesitamos comparar dos ventanas del navegador, por ejemplo. Arrastramos una a la derecha, otra a la izquierda y et voilá. [Gratuita]

Keyboard Maestro

Una de esas joyas escondidas de OS X. Keyboard Maestro es una aplicación de apariencia muy simple pero increíblemente potente y compleja. La teoría es sencilla: crea macros con distintas combinaciones de teclas y ejecuta acciones como consecuencia. Es básicamente el Automator de los atajos de teclado. Sus posibilidades son casi infinitas: yo lo utilizo, por ejemplo, para introducir porciones de texto que tengo que usar frecuentemente (mi dirección de email, el número de tarjeta), para ajustar el tamaño de ventanas sin tener que levantar la mano al ratón o para buscar y ejecutar aplicaciones. Hace años que dejé de usar Spotlight. La aplicación tiene su particular club de fans y en Internet pueden encontrarse totoriales para hacer prácticamente de todo. [$50 dólares]

Jumpcut

Jumpcut es, en esencia, un historial del comando copiar y pegar. Es una pieza de software pequeña, sencilla y de código abierto que hace simplemente lo que tiene que hacer y nada más. En mi caso me resulta útil cuando tengo que copiar y pegar varios links o cuando accidentalmente sobreescribo lo último que he copiado. [Gratuita]

Camouflage

Quizá algo cara ($10/8,99€) para lo que hace, pero igualmente es una de mis aplicaciones esenciales en el Mac. Ya he comentado que utilizo mi escritorio como un pequeño cajón de sastre donde voy acumulando todo tipo de archivos necesarios en mi rutina de trabajo. La cuestión es que con el tiempo acaba convirtiéndose en un pequeño caos, rompiendo cualquier tipo de armonía o zen que el escritorio pueda tener. Lo que permite Camouflage es, con un simple clic o atajo de teclado ocultar esos iconos y dejarlo limpio y reluciente. Es útil cuando tenemos que dar una presentación, por ejemplo, o simplemente cuando queremos que el desorden del escritorio no nos desconcentre. [$10/8,99€]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)