El proceso de fabricación de un violín artesanal sigue siendo uno de los más complejos, precisos y exquisitos que existen. Lleva haciéndose sin apenas cambios desde hace siglos y en él entran factores tan diversos como escoger bien la madera, el momento del año en el que se corta, el tratado, los barnices y la precisión a la hora de darle forma.

John Young es un artesano que se dedica a este noble arte con la intención de que duren más y suenen mejor que los mismísimos Stradivarius. Se conoce como Stradivarius a los violines, violas y violonchelos que fabricó la familia Stradivari (aunque los más famosos son los de Antonio Stradivari) durante el siglo XVII y XVIII. A día de hoy, son considerados los violines con la calidad de sonido más exquisita del mundo y se desconoce, al menos completamente, que es lo que les confiere esa particularidad.

Aunque como siempre hay mucho de leyenda y de mito en torno a los Stradivarius, las teorías más aceptadas tienen que ver con la densidad de la madera. Una posible explicación reside en "La Pequeña Edad de Hielo", un término (no científico) que se refiere a un período climático inusualmente frío que tuvo lugar desde finales del siglo XIV hasta el XIX, unido al Mínimo de Mander, otro período en el que las manchas solares desaparecieron casi al completo de la superficie del Sol.

Advertisement

Estos dos fenómenos provocaron un enlentecimiento del crecimiento de los árboles de la época y dando como resultado una densidad de la madera extraordinariamente alta, hecho en el que parece residir parte de la extraordinaria calidad de sonido de los Stradivarius.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)