Que los Wachowski van a lo suyo no es un secreto para nadie. Ellos tienen su particular manera de hacer las cosas (la vida, en general) y los dem√°s tenemos que intentar seguirlos. A veces sale muy bien, a niveles de Matrix, y a veces sale muy mal, a niveles de Jupiter Ascending. Sense 8 no se va a ninguno de esos extremos, pero merece la pena.

Advertisement

Por el lado del argumento, Sense8 le sigue la pista a ocho (sorpresa) individuos cuyos est√≠mulos sensoriales est√°n conectados entre s√≠. Al principio a todos les resulta confuso, pero poco a poco comienzan a darse cuenta de que en realidad esas sensaciones pertenecen a otro individuo y Naveen Andrews (el tipo que interpret√≥ a Sayid en Lost) quiere reunirlos a todos para evitar una conspiraci√≥n extra√Īa a nivel mundial.

Bing. Eso que suena es la campanita de los t√≥picos. Sense8 est√° lleno de ellos. De hecho, personajes conectados entre s√≠ sin que sepan muy bien c√≥mo, superpoderes y conspiraciones mundiales ya deber√≠an haber hecho saltar una referencia: Heroes. Sense8 es el Heroes de la segunda d√©cada del siglo XXI, con la virtud a√Īadida de que no tiene a Tim Kring detr√°s, el tipo que se encarg√≥ de coger las ideas tan geniales que ten√≠a la primera y hundirlas hasta su particular infierno.

Advertisement

La cuesti√≥n es que Sense8 no tiene a Kring, tiene a Wachowski 1 y Wachowski 2. Y ellos, como hemos dicho, van a su ritmo. Eso en nuestro caso concretos se traduce en que se toman su tiempo para explicarlo todo, y a√ļn as√≠ mucho se queda sin aclarar. Bing, segunda campanita de los t√≥picos, tambi√©n se parece a Lost.

Por otro lado, Sense8 es leeeeeeenta. Muy lenta. Es lo m√°s parecido a una pel√≠cula repartida en 12 episodios. Los 3 o 4 primeros, en esencia, se dedican a poner todo el ‚Äúsuelo‚ÄĚ de la serie a nivel argumental y a crear el fondo para cada personaje. 3 cap√≠tulos para hacer m√°s cre√≠ble lo que hay detr√°s, el background, de cada personaje. Es Netflix, al fin y al cabo, es como si estuviese pensada para verse del tir√≥n en 10 gloriosas horas. Y funciona.

Advertisement

Lo interesante también es que la acción salta todo el rato a diferentes partes del mundo, desde Islandia a Chicago, pasando por Londres, Kenya y San Francisco. Cada ubicación tiene su personalidad propia y su tono característico, así como cada personaje, dando como resultado un mix algo raro pero que también funciona, como si fuesen muchos subgéneros dentro de un solo.

¬ŅDeber√≠as verla? Es poco probable que Sense8 le cambie la vida a nadie, es poco probable que cambie nada, para tal caso, pero como ejercicio de ciencia-ficci√≥n consigue dos cosas: ser cre√≠ble y desarrollarse a un ritmo tal que el final de cada cap√≠tulo siempre es el principio del siguiente.

Advertisement

Vaya por delante que es relativamente sencillo mejorar algo para lo que se tiene unas expectativas cercanas a 0, como era mi caso, pero Sense8, con su obsesiva atención al detalle, su ritmo lento pero calculado y su racimo de disparates merece la pena después de todo. De momento es suficiente.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)