En el año 2013, Chromecast llegó como toda una revelación. Por sólo $35 dólares podías transportar virtualmente cualquier cosa desde un portátil o teléfono a una televisión. ¡Magia! Chromecast Audio hace ahora algo similar pero con tus altavoces. Tan similar, de hecho, que ha perdido algo de magia.

¿Qué es?

Es un pequeño dispositivo diseñado para enviar música de manera inalámbrica a tus altavoces del mismo modo que el Chromecast original enviaba vídeo a tu televisor. Esta actualización del Chromecast incorpora ya tecnología inalámbrica de doble banda (2,4 Ghz y 5 Ghz) en wifi, así que con un poco de suerte las emisiones no se cortarán tan a menudo como en los modelos anteriores

¿Por qué importa?

El audio inalámbrico queda muy, muy lejos de ser considerado como una idea “nueva”. El Bluetooth lleva siendo durante un tiempo una tecnología relativamente confiable y ha conseguido que inunden el mercado decenas de altavoces, algunos muy buenos como la serie Boom de Ultimate Ears. Hay también una serie de adaptadores que consiguen insuflar la tecnología Bluetooth en productos más antiguos. Y para la gente que está dispuesta a dejarse algo más de dinero, existe incluso un maravilloso mundo más allá como el de los altavoces inalámbricos Sonos y el resto de su clase.

Advertisement

¿Dónde queda Chromecast Audio? En algún lugar entre esas dos opciones. Si ya estás usando una alternativa que utiliza Bluetooth no te hace falta, realmente, Chromecast Audio. Está pensado para usuarios que tienen algún tipo de sistemas de altavoces: un dock, altavoces de escritorio para un PC de sobremesa, o incluso un equipo de alta fidelidad algo más antigua, que quieren transformarlo en una estación de sonido inalámbrica.

Diseño

Es una pastilla pequeña de 1 pulgada (2,5 centímetros aproximadamente) de diámetros con una conexión USB en un extremo y una toma de auriculares en el otro. El USB es la toma de corriente y va al enchufe mientras que el auricular se insertará, normalmente, en la toma auxiliar de tu equipo.

Advertisement

Su aspecto no es nada del otro mundo. De hecho luce exactamente como lo que es: algo barato. Con un poco de suerte lograrás esconderlo detrás de algún objeto, donde cumplirá su cometido de manera silenciosa.

Usándolo

Después de conectarlo a la corriente y al altavoz de tu elección, una aplicación para iOS y Android te ayudará a configurar el Chomecast para conectarlo a tu red wifi. Existe también una utilidad de escritorio para configurarlo. Es un proceso sencillo.

El Chromecast Audio te permite emitir sonido básicamente desde cualquier aplicación que puedas imaginar. En el extraño caso en el que no puedas hacerlo, puedes incluso enviar el sonido de cualquier cosa que esté sonando en una pestaña de Google Chrome en tu escritorio.

¿Funciona? La mayor parte del tiempo, sí. Dicho eso, he encontrado algunos problemas de conectividad, los mismos que asolaban al original con el vídeo, incluso si tenemos en cuenta el nuevo Wi-Fi Dual. No son generalizadas, y cuando me puse a enviar sonido desde aplicaciones como el nuevo Moto X Pure Edition o el iPhone 6s Plus no tuve absolutamente ningún problema.

Advertisement

Estos aparecieron, sobre todo, con Google Chrome en dos portátiles Windows. Y creedme, no hay nada como el audio entrecortado y de baja calidad como para querer volver de inmediato a la tecnología arcaica (pero segura) que tiene un buen cable.

El resumen general, con todo, es positivo. Chromecast Audio funciona como debe.

Nos gusta

Es una manera muy barata de convertir un equipo de sonido en inalámbrico

No nos gusta

Enviar sonido desde Chrome es una experiencia con resultados mixtos. Si tu uso principal viene de smartphones, sin embargo, no tendrás muchos problema.

Y sí, es muy feo.

¿Deberías comprarlo?

Supongo que sí. Si no tienes ningún otro método para reproducir música de manera inalámbrica (que lo dudo), o si tienes un equipo de audio viejo sin capacidades inalámbricas que quieres traer de vuelta a la vida. Por qué no.

Advertisement

Chromecast Audio sólo cuesta $35 dólares, y generalmente funciona como debe. Es un precio con el que es complicado discutir. De hecho deberías pensar en ello como una especie de prueba de la tecnología de audio inalámbrica. Y si acabas encantado de cómo funciona eso de enviar tus mejores canciones a través el aire, siempre puedes hacer el upgrade a alternativas mejores (y algo más caras) en el futuro.

Click here to view this kinja-labs.com embed.

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)