Motorola ha presentado hoy oficialmente su nuevo smartphone Moto X. Por aquí tienes todas las novedades de especificaciones y cambios. Hemos probado el móvil durante un buen rato y las primeras impresiones se resumen en esto: gran diseño, especificaciones completas y software sin complicaciones. No se trata de una revolución respecto al primer Moto X, pero sí hay cambios significativos y, en principio, muy acertados.

Advertisement

Nuevo aspecto y dimensiones

Lo primero que llama la atención son los cambios en diseño. Pesa solo 5 gramos más que antes, pero apenas se nota, de hecho ayuda a darle una sensación más compacta y premium al tacto. La carcasa trasera curvada, con solo 3,8 milímetros en su parte más fina y 9,9 en la más ancha, se adapta a la perfección en la mano. Y la opción de acabado en bambú es realmente atractiva. El cuerpo metálico del móvil, frente al plástico del año pasado, ayuda también a darle un acabado más completo con mejores materiales.

Advertisement

Debajo puedes ver el nuevo Moto X (izquierda) comparada con su antecesor:

La pantalla AMOLED es su otro gran atractivo: sube a las 5,2 pulgadas pero ahora es Full HD, con 423 píxeles por pulgada. Habrá que ver cómo se comporta en luminosidad junto a algunos de sus rivales, como el nuevo Sony Xperia Z3, probablemente uno de los paneles más luminosos ahora mismo, pero las primeras impresiones en el Moto X son muy positivas. Los ángulos de visión, la profundidad y equilibrio de colores o el brillo del panel son casi perfectos.

Advertisement

En la parte trasera tenemos la cámara de 13 MP (lente F/2.25) rodeada del flash dual. Motorola lo llama Ring Flash pero no, el aro alrededor de la lente no se ilumina. Hay dos luces justo en cada lateral que son las que se activan al sacar una foto con flash. La diferencia en este dispositivo es que ahora puedes grabar vídeo en 4K UHD y también a 1080p, además de tomas a cámara lenta.

En cuanto al resto de tripas, el nuevo Moto X incorpora procesador Qualcomm Snapdragon 801 de cuatro núcleos a 2,5 GHz, 2 GB de RAM, 16 o 32 GB de almacenamiento (desafortunadamente sin microSD) y batería de 2.300 mAh. Esto último es un poco preocupante ya que, dado lo grande y luminosa que es la pantalla, es bastante dudoso que pueda aguantar un día completo sin necesidad de recarga. Veremos.

Advertisement

Software

Es uno de los puntos fuertes del Moto X. Viene con stock Android, es decir, nada de capas adicionales de software o personalizaciones, es Android en estado puro. Sin más complicaciones. Entre otras cosas, eso significa que en cuanto Google pone a disposición una nueva actualización del sistema operativo, este móvil debería ser uno de los primeros en recibirlo (si los operadores no ponen trabas en móviles con contratos).

No hay capas de software extra, pero sí aplicaciones propias de Motorola que son tanto o más interesantes que las del año pasado. Una de ellas, Moto Voice, te permite personalizar cómo prefieres activar por voz el móvil. "Dime algo, Moto", "Despierta, Kit", "¿Estás ahí?". Lo que quieras. Una vez dentro, la integración con Google Voice hace posible que puedas dictar actualizaciones de Facebook, mensajes de WhatsApp o buscar un vídeo en YouTube.

Advertisement

Otra de las buenas aplicaciones es Moto Display (antes Active Display), que te permite ver notificaciones sutiles en la pantalla bloqueada sin tener que activar el móvil. Moto Assit puede hacer que el teléfono te lea en alto esas notificaciones si vas conduciendo, por ejemplo. El Moto X cuenta ahora con dos pequeños sensores en la parte frontal inferior que sirven entre otras cosas para silenciar una llamada solo moviendo una mano por encima.

Respecto a la cámara hay también bastantes nuevas funciones. La aplicación es simple y sencilla de utilizar. La pantalla al completo es tu disparador, pero también puedes seleccionar con un objetivo circular qué parte quieres enfocar. Además, permite tomar selfies con solo pedirle en voz alta que lo haga: se activa una cuenta atrás y a sonreír.

Advertisement

En general, estamos probablemente ante uno de los móviles Android más atractivos del año, no solo por el hardware, sobre todo por el sofware. El Android puro junto a las aplicaciones de la compañía, sobre todo las de la cámara, son un gran argumento de diferenciación. Tal vez la única pega es el salto a las 5,2 pulgadas. El anterior con 4,7 era realmente más manejable, pero ya se sabe, en pantallas, como casi todo lo demás, es cuestión de gustos.

Advertisement

Como el año pasado, podrás personalizar el Moto X con casi infinidad de colores y carcasas traseras. El móvil saldrá a la venta a nivel mundial en Octubre por 499 euros/dólares libre (o precio equivalente) el modelo de 16 GB, 529 euros el modelo configurado a través del servicio Motomaker para añadir carcasa trasera de madera, piel u otras personalizaciones, y 579 euros por el modelo de 32 GB de memoria. Se podrá comprar directamente en la página web de Motorola o en Google Play (o si quieres contrato, con tu operador). Lo probaremos muy pronto a fondo para ofreceros un análisis al completo.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)