Investigadores del Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología Avanzada de Japón acaban de dar con un método que es lo más parecido a tener persianas en casa sin tenerlas. Se trata de una lámina completamente transparente que se ajusta sobre los cristales de una ventana y deja pasar más luz en verano y menos en invierno.

Advertisement

La idea, en realidad, es muy simple. La lámina, que está siendo desarrollada por Sumitomo chemical, está formada por dos láminas transparentes que utilizan la difracción de la luz a su favor. En los meses de verano, la luz incide en un ángulo distinto a como lo hace en los meses de invierno. La lamina aprovecha ese ángulo para dejar pasar más luz en las primeras horas del día y en los meses más oscuros, y menos luz cuando el sol golpea sin tregua.

La lámina no afecta a la transparencia del cristal. Ahora, sus creadores están buscando un método de fabricación e instalación barato para lanzarlas al mercado. La duda que tenemos es si funcionará con la misma efectividad independientemente de en qué lugar del planeta se instalen. [Tech-on!]

Advertisement

Foto: Nemeziya/Shutterstock