Motorola no s√≥lo prepara un tel√©fono creado en estrecha colaboraci√≥n con Google. En su laboratorio est√°n ensayando diferentes prototipos que un d√≠a podr√≠an llegar a cambiar nuestras vidas. Son ideas y conceptos que aunque pueden funcionar, a√ļn no est√°n listos para el mercado de consumo. Buena parte de los esfuerzos se dirigen, por supuesto, a complementos de electr√≥nica que puedan llevarse en el cuerpo o incluso "dentro" del cuerpo.

Motorola, por ejemplo, est√° investigando con diferentes tatuajes electr√≥nicos capaces de activarse por radiofrecuencia. Para la compa√Ī√≠a, este tipo de productos se integrar√°n mejor en la vida cotidiana que unas gafas o un reloj, m√°s f√°ciles de perder o que pueden no ser del agrado de todos los usuarios.

Pero tal vez lo realmente sorprendente sea el sistema de identificaci√≥n mediante pastillas, una tecnolog√≠a que podr√≠a acabar con los sistemas de identificaci√≥n biom√©trica y las contrase√Īas. Se trata de una peque√Īa p√≠ldora con un peque√Īo chip que se activa una vez entra en contacto con los jugos g√°stricos. El chip emite una se√Īal de 18 bits que puede utilizarse como identificador √ļnico. [Wired]