Roofman, la insólita historia del ladrón que atracaba McDonalds y vivía dentro de un Toys R Us

En el a√Īo 2004 John viv√≠a una vida apacible con su novia Leigh. A nadie le extra√Īaba que el hombre, un tipo tremendamente educado, se desviviera por llevar juguetes cada semana a la Iglesia de Charlotte en el condado de Mecklenburg, lugar donde trabajaba junto a su chica. Leigh llevaba varias semanas pidi√©ndole que se‚Ķ