Durante años, una enorme estructura en forma de media luna situada en Israel ha constituido un enigma para los arqueólogos. Un nuevo hallazgo ha logrado resolver parte del misterio pero ha abierto otras incógnitas. La estructura es más antigua que las pirámides de Egipto, y probablemente anterior también al complejo megalítico de Stonehenge.

El arqueólogo Israelí Ido Wachtel, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, ha podido estimar la antigüedad del monumento analizando fragmentos de cerámica encontrados bajo sus piedras. Según estos fragmentos, la estructura se pudo haber construido entre los años 3.050 y 2.560 antes de Cristo. Se cree que la parte más antigua de Stonehenge data del año 3.100 antes de Cristo.

Advertisement

La estructura está formada por acumulación de piedras de pequeño tamaño y mide 150 metros de longitud y 20 en su base. La altura actual del conjunto es de siete metros, pero se cree que pudo haber sido mayor. Las estimaciones indican que el monumento pudo haberse construido en alrededor de cinco meses si se contara con un contingente de unas 200 personas.

La mayor incógnita sobre esta estructura es su propósito. En un principio se consideró la posibilidad de que tuviera fines defensivos, pero investigaciones posteriores sugieren que se trata de un monumento religioso posiblemente dedicado a Sin, un dios asociado a la luna en la cultura Mesopotámica. De hecho, la estructura está a menos de 30 kilómetros de la antigua ciudad de Bet Yerah, cuya traducción literal es "la casa del dios luna". No obstante, ninguna de estas hipótesis se ha podido probar todavía.

Advertisement

La zona en la que está el monumento, cercana al lago de Genessaret (también conocido como Mar de Galilea) tiene otras construcciones que aún no han podido ser datadas con exactitud, algunas de ellas bajo las aguas del lago. [Universidad Hebrea de Jerusalén vía LiveScience]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)