Investigadores de Panasonic y el laboratorio belga IMEC han creado con un nuevo chip que podría ser un gran avance en la detección de enfermedades genéticas y su tratamiento personalizado. Se trata de un pequeño chip, del tamaño de una moneda, que es capaz de realizar pruebas de ADN de una persona en solo una hora. Basta con depositar una gota de sangre. El diminuto invento lleva a cabo todo el proceso de forma completamente automática, llegando incluso al nivel de detectar variaciones en la secuencia de ADN.

Las variaciones en una base individual de ADN se conocen como SNPs (polimorfismo de un solo nucleótido o Single Nucleotide Polymorphism, SNP). Detectarlas y analizarlas con la tecnología y procesos actuales lleva hasta cuatro días y solo se puede realizar en laboratorios especializados. El coste es muy elevado. Con este nuevo sistema, no solo se reduce el tiempo y el coste del proceso, también se hace posible que más centros médicos y hospitales, no solo laboratorios especializados, puedan acceder a esta técnica.

En el vídeo de arriba se explica en detalle la tecnología, está en inglés y algunas partes son muy técnicas, pero despieza muy bien cómo funciona. Los investigadores aún no han ofrecido datos sobre cuánto costaría utilizar este nuevo chip, pero al menos supone un importante paso en la creación de tratamientos médicos personalizados para cada paciente. Un avance más. [DigInfo]