Las Steam Machines llevan ya un tiempo dando vueltas, concebidas para unir lo mejor de jugar a un videojuego en PC con lo mejor de jugar a un videojuego en consola. La teoría era bonita, la práctica es un proyecto que se ha retrasado varias veces y que ha perdido parte de su magia por el camino.

Advertisement

A partir de hoy pueden reservarse las primeras unidades, fabricadas por Alienware y que llegarán a los que las compren el próximo 16 de octubre. Si no se reservan, podrán comprarse en determinadas tiendas casi un mes más tarde, el 10 de noviembre.

Junto a ellas, llega también el Steam Link, un dispositivo que permite enviar vía streaming la imagen del PC a la televisión de manera similar a cómo hace también la PlayStation TV. Conectas ambos dispositivos a la misma red WiFi, enchufas un mando y listo, tus juegos de PC directamente en el televisor.

Advertisement

Cada una de las Steam Machines, cuyo precio comienza en los $450 d√≥lares y llega hasta los $750 seg√ļn las prestaciones, se acompa√Īa de un Steam Controller, que tambi√©n puede adquirirse por separado por $50 d√≥lares adicionales si as√≠ se tercia. El modelo m√°s b√°sico de una Steam Machine, por cierto, ya es m√°s potente y avanzado que una PlayStation 4 o una Xbox One (no hablemos de Wii U), adem√°s, sus componentes pueden cambiarse y mejorarse.

Corren Steam OS, una versi√≥n modificada de Linux con la misma apariencia que el modo Big Picture disponible en cualquier cliente de Steam tradicional. Y ah√≠ radica, quiz√°, parte del problema. Aunque el cat√°logo de juegos para Linux en Steam no es precisamente escaso (Civilization V o Left 4 Dead son algunos buenos ejemplos), el cat√°logo est√° a a√Īos luz de lo que es en Windows o incluso en Mac.

Advertisement

Las Steam Machines probablemente, s√≠, sean fieles a su promesa y consigan reunir con √©xito lo mejor de ambos mundos, la pregunta es si, por lo que cuesta una consola ‚Äúnormal‚ÄĚ, merece la pena invertir dinero en ellas. Mi intuici√≥n dice que no. [v√≠a Valve]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)