Photo: Prefeitura Municipal de Maracaju

En medio de un preocupante brote de sarampión que afecta a decenas de miles de niños, los usuarios de Twitter se han fijado en Brasil. Allí, el Ministerio de la Salud lleva todo el mes de agosto promoviendo una gran campaña de vacunación contra el sarampión y la poliomielitis que, gracias a los sanitarios de los centros de salud y la inestimable ayuda de Zé Gotinha, ya ha vacunado a más de seis millones de niños de entre 1 y 5 años.

Hasta aquí todo en orden, pero apuesto a que no has podido evitar fijarte en la figura encapuchada que observa la escena con la aterradora apariencia de un miembro del Ku Klux Klan. Se trata, precisamente, de Zé Gotinha, la mascota con forma de gota creada por el gobierno de Brasil para que las vacunas resulten más amigables y atractivas de cara a los más pequeños.

Zé Gotinha es obra del artista plástico Darlan Rosa. Tiene forma de gota y se llama “gotita” porque la vacuna de la poliomielitis se administra por vía oral. Ha aparecido en folletos y anuncios de televisión desde la campaña de vacunación de 1986 y es tan popular que incluso tiene versión femenina (Maria Gotinha); son los Mickey y Minnie de la lucha contra el sarampión.

Advertisement

Lo que ocurre es que Brasil es un país enorme y cada región tiene su propia interpretación del personaje. La de la foto es la Zé Gotinha de Maracaju, un municipio del sur de Brasil, pero hay muchas otras versiones que se han vuelto virales en la red brasileña. Si tenemos en cuenta que su trabajo es que los niños se tomen la vacuna, yo diría que cumplen con su cometido:

Advertisement

Advertisement

Advertisement