No es por hacerle publicidad gratis a Apple, no la necesita, pero el último anuncio del iPhone es bastante bueno. Y eso es una novedad. Durante los últimos meses la compañía había optado por anuncios movidos y canciones con ritmo, lejos de su estilo minimalista inicial. Y también ha tenido algún que otro vídeo bastante doloroso como el genius de Apple. El nuevo anuncio, sin embargo, vuelve a los orígenes. Y funciona.

Música de piano y gente fotografiando momentos memorables. Sencillo y efectivo a la vez. Quizás Apple se había dado cuenta que necesitaba recuperar un poco de esa esencia que define a sus anuncios. O tal vez va bien alternar de estilo de vez en cuando. En cualquier caso, bienvenido sea este último cambio. [Apple]