Imágenes: The Verge, KSTP, Apple Daily, WKYT

Tras retirar la primera tanda de Galaxy Note 7, Samsung lanzó una versión reparada del teléfono con una S de color azul en la caja que, según un comunicado de la compañía, “ofrece a los consumidores la tranquilidad y seguridad absoluta de que están recibiendo la última tecnología”.

Advertisement

Cuatro de esos Note 7 de recambio han ardido esta semana en Estados Unidos y Taiwán, de acuerdo con distintos medios locales. El caso más sonado obligó a evacuar un avión el miércoles: un Note 7 se había prendido fuego en la cabina de pasajeros de un vuelo de Southwest Airlines minutos antes del despegue. The Verge pudo confirmar que era de los nuevos.

El viernes, un Note 7 reemplazado empezó a arder en las manos de una adolescente de 13 años en Minnesota, según KSTP. El teléfono derritió una funda de silicona y causó una leve quemadura en el pulgar de la joven. Los recibos muestran que había sido adquirido en agosto y reemplazado el 21 de septiembre tras la retirada formal del dispositivo en Estados Unidos.

Otro Galaxy Note 7 de segunda tanda “explotó” el sábado en Taiwán, de acuerdo con Apple Daily [vía SamMobile]. Una mujer de 26 años estaba paseando a su perro cuando “oyó un bang” que provenía de su bolso. Sacó el teléfono del bolso y lo tiró al suelo. La mujer había comprado el terminal en agosto y lo había cambiado por uno de los nuevos el 27 de septiembre.

Advertisement

WKYT publicó anoche que un Note 7 de recambio había mandado a un hombre de Kentucky al hospital el martes anterior. Según el reportaje, el teléfono se prendió fuego mientras el hombre dormía. Lo despertaron el ruido y un fuerte olor, y vio que la habitación estaba cubierta de humo. El hombre fue diagnosticado con bronquitis aguda por inhalación de humo.

Este caso es especialmente llamativo porque Samsung lo conocía desde el martes y al parecer intentó ocultarlo. La compañía le había propuesto recomprar el teléfono para pasarlo por un escáner de rayos X, pero el hombre se había negado. Entonces, el hombre recibió un SMS de un representante de Samsung que aparentemente no iba dirigido a él:

Acabo de recibir esto. Puedo tratar de detenerlo si pensamos que va a importar, o simplemente dejar que haga lo que amenaza con hacer y ver si lo hace.

El hombre de Kentucky dijo estar buscando ayuda legal y esperaba que su caso recibiera la prensa que merecía, lo que ya se ha cumplido.

Advertisement

Sponsored

Actualización: ha ardido otro Note 7 de recambio en Virginia, también hay dos casos en Corea del Sur pendientes de confirmar si se trata de un terminal reemplazado.

Samsung ha dejado de decir que los nuevos Note 7 son seguros

Imagen: Darren Orf / Gizmodo

El Note 7 ha desaparecido de la portada de la web de Samsung, que ahora ocupan productos como el Galaxy S7 edge. Las operadoras de Estados Unidos han anunciado que permitirán reemplazar el Note 7 de segunda tanda por otro teléfono. La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo (CPSC) y la Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos están investigando el caso del Note 7 de recambio que se prendió fuego en un avión. La crisis de Samsung está lejos de haber acabado.

Advertisement

La compañía publicó un nuevo comunicado de prensa el viernes en el que no confirma ni desmiente que haya otro problema con las baterías:

Samsung entiende la preocupación que deben estar sintiendo nuestras operadoras y consumidores tras las informaciones recientes que plantean dudas sobre nuestros dispositivos Note 7 de recambio lanzados recientemente.

Seguimos moviéndonos con rapidez para investigar el caso reportado y determinar su causa, y compartiremos los resultados tan pronto como sea posible.

Nos mantenemos en estrecho contacto con la CPSC a lo largo de este proceso.

Si llegamos a la conclusión de que existe un problema de seguridad, vamos a trabajar con la CPSC para tomar medidas inmediatas para hacer frente a la situación.

Queremos asegurar a nuestros clientes que nos tomamos en serio todas las informaciones y apreciamos su paciencia mientras trabajamos con diligencia a través de este proceso.

En el peor de los casos, Samsung podría verse obligada a retirar también la segunda tanda de Galaxy Note 7, lo que dejaría en entredicho la credibilidad de la compañía y pondría un último clavo en el ataúd del teléfono.

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.