El gigantesco Samsung Galaxy Mega, frente a sus rivalesS

Samsung anunció ayer oficialmente el Galaxy Mega con pantalla de 6,3 pulgadas y su hermano menor de 5,8. Con este tema se pueden hacer todo tipo de comparaciones, algunas... inevitables. Pero basta una comparación en serio del Mega con sus rivales para darse cuenta de lo disparatado de sus dimensiones. En Phone Arena han hecho una genial comparativa a escala a la que merece la pena echar un vistazo.

Si comparamos primero el Mega con los principales modelos de la gama Galaxy, el Note II y el S4 (debajo) se aprecian perfectamente las dimensiones colosales del primero. Con sus 5 pulgadas, el S4 ya es de por sí un teléfono grande, pero al lado del Mega se queda corto.

El gigantesco Samsung Galaxy Mega, frente a sus rivalesS

Si comparamos ahora los dos nuevos Mega con el HTC One y el iPhone 5, las diferencias son abismales. En Phone Arena puedes ver una comparativa adicional con el Lumia 920 y el Xperia Z

El gigantesco Samsung Galaxy Mega, frente a sus rivalesS

La estrategia de Samsung de inundar el mercado con decenas de modelos, cubriendo todo el espectro de tamaños de pantalla es interesante, pero ¿efectiva?

La surcoreana es probablemente el único fabricante que se puede permitir semejante despliegue. Generalmente los recursos de marketing, desarrollo, ventas... son limitados y las compañías tienen que centrarse en unos pocos modelos para reducir coste. Los ingresos y beneficios de Samsung le permiten seguir esta apuesta de lanzar modelos al aire y ver cuál funciona.

La cuestión es: ¿no es más confuso para el consumidor? ¿Es el consumidor quien te tiene que decir qué quiere inundándolo con modelos (Samsung) o es la compañía quien debe apostar por una línea y un mensaje claro (Apple)? ¿Es mejor dar mucha elección al consumidor, muchísima (Samsung) o muy poca, aun pudiendo (Apple)?

De momento, ambas estrategias funcionan, y ambas son las excepciones: Samsung por el músculo financiero, y Apple por la marca. Veremos cuál de ellas cambia primero de filosofía. Si es que lo hacen.