Se trata de un F-18 y las imágenes te dejan pegado a la silla. Están filmadas desde uno de los barcos de la armada estadounidense. Pocas veces se puede ver de forma tan clara cómo un avión vuela a la velocidad del sonido, haciéndolo además a ras del suelo. La prueba de que rompe la barrera del sonido está en los pequeños halos de vapor que genera a su paso. Espectacular.