Las vallas de seguridad en la carretera pueden salvar muchas vidas. Y si se trata de un puente, aún más. Diseñarlas de forma que puedan resistir el impacto de vehículos a alta velocidad es fundamental pero, ¿cómo se prueba que realmente funcionan? Muy sencillo. Estrellando coches y camiones.

Es probable que haya soluciones más “tecnificadas” para probar las vallas de seguridad, pero en Texas, EE.UU., prefieren ir directamente al grano. El Texas A&M Transportation Institute, encargado de la seguridad vial del estado, ha probado recientemente unas nuevas vallas destinadas al puente que cruza el lago Pontchartrain, cerca de Nueva Orleans. Se trata en realidad de dos enormes puentes paralelos (cuatro carriles en total). El mayor de ellos cuenta con una longitud de 38,4 kilómetros. Eso da para muchas vallas. Y, o son seguras o los vehículos acaban en el agua.

Advertisement

Parar probar su resistencia estrellaron diferentes vehículos a gran velocidad. Un canal local de Fox grabó las pruebas. Primero lo intentaron con un coche normal y corriente: sin problema.

Luego estrellaron algo más grande, un pickup como el de debajo:

A cámara lenta se puede ver que la valla se destruye parcialmente, pero hace su trabajo: evitar que el coche se salga de la calzada.

¿Qué ocurre si estrellas un camión a 100 km/h? La valla sigue en pie. Prueba superada.

[Fox vía Jalopnik]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)