Resultado con la nueva impresión. Wang et al, American Chemical Society

La ciencia está llena de estudios y avances que luego se quedan por el camino. Lo anunciado estos días tiene mucho de promesa, pero podría suponer una verdadera revolución en muchos sectores. Un equipo de científicos ha desarrollado un método para imprimir en papel con luz en vez de tinta.

El trabajo ha sido desarrollado por un equipo de investigadores de Estados Unidos y Japón y se basa en un recubrimiento especial de nanopartículas muy fácil de aplicar a papel normal. Estas cambian de color cuando la luz ultravioleta brilla sobre su superficie, cambio que se puede invertir cuando el recubrimiento se calienta a 248 grados Fahrenheit. Dicen que permitiría hasta 80 reescrituras sobre el mismo papel.

Advertisement

El método permitiría ahorrar costes y en principio sería mucho menos beligerante que la tinta con el medio ambiente. Los científicos hablan de un posible futuro donde esta impresión podría abarcar desde los periódicos y similares hasta el simple etiquetado. Según ha explicado Yadong Yin, uno de los investigadores:

El papel especial imprimible a la luz tiene la misma sensación y apariencia que el papel convencional, pero se puede imprimir y borrar repetidamente sin necesidad de tinta adicional. Creemos que nuestro trabajo tiene enormes beneficios tanto económicos como ambientales para la sociedad moderna.

Resultados con la nueva impresión. Wang et al, American Chemical Society

Al parecer se combinan dos tipos de nanopartículas para el nuevo recubrimiento: el azul de Prusia, que es un pigmento azul utilizado en pinturas que se vuelve incoloro cuando gana electrones; y el dióxido de titanio, un compuesto que acelera las reacciones químicas en respuesta a la luz ultravioleta. La mezcla de ambas sustancias acaba “imprimiendo” las partes en blanco de la página.

Advertisement

Los investigadores aseguran que la impresión permanece en su lugar en la página al menos cinco días antes de volver lentamente al azul, aunque el proceso de desvanecimiento se puede acelerar si se aplica calor. Además, como el recubrimiento puede aplicarse rápidamente a papel normal los investigadores esperan que la tecnología sea lo suficientemente barata como para ser útil a escala comercial.

En definitiva, un método al que aún le queda un largo camino antes de que se convierta en una realidad -de hecho ahora están pensando en la construcción de una impresora láser para trabajar con este papel regrabable- que ofrece una indudable serie de mejoras tanto económicas respecto al estándar (papel + tinta) como de beneficio al medio ambiente. Y es que sólo en Estados Unidos el 40% de los desechos es papel desechado. [Nano Letters vía ScienceAlert]