Los drones de combate no solo son ya capaces de despegar y aterrizar sobre un portaaviones. El Northrop Grumman X-47B acaba de marcar un nuevo tanto para las máquinas al lograr el primer repostaje en el aire de un vehículo autónomo de la historia. Esta es la foto.

La maniobra ha tenido lugar el 22 de abril y es un hito importante ya que el repostaje en pleno vuelo es una actividad necesaria para que estos aviones de combae no tripulados se incorporen con normalidad a las actividades de la Fuerza Aérea. El Dron se ha alineado tras un avión de repostaje Boeing K-707 de la compañía Omega, se ha ensamblado con éxito a la toma de combustible, y después se ha soltado para regresar a base. Toda la operación ha transcurrido con normalidad.

Advertisement

La operación, denominada Autonomous Aerial Refueling (AAR) utiliza una compleja combinación de GPS y sensores de infrarrojos que apoyan los cálculos de precisión y distancia necesarios para sincronizarse durante el repostaje. Las primeras pruebas de este sistema se realizaron en 2012 a bordo de aviones tripulados para que un piloto humano pudiera supervisar la prueba y abortarla en caso de no funcionar correctamente. La imagen del X-47B “alimentándose” en pleno vuelo es magnífica y a la vez un poco inquietante. [vía Northrop Grumman]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)