El 29 de este mes la NASA lanzará un nuevo satélite que orbitará la Tierra en busca de humedad en el subsuelo. Esto con el objetivo de que los científicos logren comprender cómo el cambio climático puede afectar su ciclo y así lograr prevenir a la población ante desastres naturales.

La misión medirá la humedad en el planeta para crear un mapa preciso de su presencia en los primeros cinco centímetros de los suelos terrestres. El satélite generará mapas globales cada dos o tres días gracias a una antena y un radar de microondas. Se utiliza este método porque en la Tierra no hay instrumentos que puedan hacer estas mediciones a escala global en tan poco tiempo.

Advertisement

Entendiendo los diversos niveles de humedad en el mundo, los científicos podrán comprender mejor los procesos que tienen que ver con el agua, energía y los ciclos de carbono. Y, así, los cambios climáticos que afectan la agricultura y el calentamiento global. Así lo explica Dara Entekhabi líder del proyecto:

La evaluación de los cambios en la disponibilidad regional de agua es tal vez uno de los mayores desafíos ambientales que enfrenta el mundo de hoy. Los modelos computacionales actuales no coinciden sobre cómo el ciclo del agua – la precipitación, las nubes, la evaporación, la disponibilidad de agua en el suelo – aumentará o disminuirá con el paso del tiempo en diferentes regiones mientras nuestro mundo se calienta. Los datos de alta resolución de SMAP mejorarán los modelos que utilizamos para hacer predicciones del clima diariamente y a largo plazo.

El sistema también ayudará monitorear las sequías e inundaciones y a mitigar sus efectos e impacto. En el vídeo abajo (en inglés) los expertos de la NASA explican a detalle cómo funcionará este nuevo satélite. [vía NASA]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)