Con 84 años de edad, hasta hace poco había un nombre desconocido que fue testigo y protagonista de la carrera espacial entre Estados Unidos y Rusia. Su nombre es Galina Balashova, arquitecta y la única mujer en la historia en desarrollar tres generaciones de transbordadores espaciales.

Y es que esta mujer tuvo la tarea de diseñar el interior de los cohetes , laboratorios y transbordadores rusos junto a otro conjunto de obras de ingeniería. Un trabajo espectacular que ahora sale a la luz y en el que Balashova ha aportado una visión única a los interiores de los habitáculos espaciales.

Advertisement

Un trabajo que como decimos, hasta hace poco tiempo no se sabía, ni si quiera en la propia Rusia. Una retrospectiva en Frankfurt junto a la edición del libro Galina Balashova: Architect of the Soviet Space Programme (de Philipp Meuser) han dado luz este año al extraordinario trabajo de esta arquitecta, que también cuenta con una web desde la que podemos recrearnos en su trabajo.

Vida y obra de una arquitecta “espacial”

Foto: Compartimento en la SoyuzT. Space-Architect

Balashova nació en 1931 en Kolomna, su padre fue ingeniero forestal en Moscú y su hermano era arquitecto. Una familia a la que le gustaba el dibujo, lo que acabó influyendo en la elección de Galina como profesión. Tras pasar por la escuela, Galina ingresaría en 1949 en el Instituto de Arquitectura de Moscú, acabando la carrera en 1955.

Foto: Compartimento en la Soyuz. Space-Architect

A partir de ese momento comenzaron sus primeros trabajos enfocados en la topografía de edificios residenciales hasta la llamada del OKB-1, un equipo de diseño encargado de llevar a cabo todo tipo de prototipos de aviones, cohetes o vehículos para el gobierno. El trabajo donde Galina despuntó nuevamente, lo que la catapultó en 1963 al departamento en OKB-1 a cargo del diseño y construcción de transbordadores espaciales.

Foto: Diseño de la Mir. Space-Architect

Comenzaría con su trabajo para la nave Soyuz enfocada en el diseño de los interiores, ella sería la responsable de las cuestiones relacionadas con las proporciones espaciales, los efectos psicológicos de los colores para los astronautas o la distribución funcional de los equipos técnicos.

Foto: Visión general de la Mir. Space-Architect

Un año después, en 1964, Balashova accedía al puesto de ingeniero superior en el programa soviético, era la encargada de supervisar y diseñar los interiores de la Soyuz, desde el diseño hasta los colores o el mobiliario. Incluso se llegó a encargar de pintar los murales para el interior del módulo habitacional de Soyuz. Años más tarde su trabajo e influencia continuaría y pasaría por el transbordador Burán, los interiores de los cohetes Soyuz T y Soyuz TM o por la estación espacial Mir.

Foto: Interior de MOS. Space-Architect

Hace unos meses, tras el lanzamiento del libro y la retrospectiva sobre su trabajo, Balashova hablaría para Vice. Una entrevista donde venía a decir que a pesar de haber desarrollado la mayor parte de su carrera en la mejora de la vida de los astronautas en el espacio, nunca tuvo ni tiene intención de ir al espacio. Su pasión es simplemente la arquitectura:

Aunque he estado asociada con los viajes espaciales durante casi tres décadas, nunca he querido volar al espacio. Lo que me encanta de mi trabajo es la lucha por la armonía y las dimensiones correctas. A decir verdad, el espacio nunca me ha fascinado de la misma forma que lo hace la arquitectura.

Galina Balashova sigue hoy trabajando a sus 84 años para el programa espacial ruso. Puedes ver parte de su grandiosa obra a través del blog de Galina.

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)