Aunque sea un poco injusto centrarse en lo negativo, la caída, por segundo trimestre consecutivo, de las ventas del iPad es la noticia más destacable de los resultados financieros que acaba de presentar la compañía. El iPhone sigue siendo el gran motor económico de Apple, que ha declarado unos beneficios de 7.700 millones de dólares. El iPad se desinfla.

La compañía ha registrado unos ingresos de 37.400 millones de dólares, un 13% más que el año pasado por estas fechas. El iPhone va a la cabeza de estos ingresos, con 35,2 millones de unidades vendidas. Las cuentas de Apple siguen creciendo, aunque este trimestre lo han hecho más lento que de costumbre. La razón más probable es la inminente llegada del nuevo iPhone, y de un supuesto dispositivo tipo smartwatch. Ambos lanzamientos han puesto a los mercados a la espera.

Eso no ha impedido que siga el crecimiento de la compañía y una salud financiera que ya querrían otros para sí. Apple ha declarado un dividendo de 0,47 dólares por acción, un 20% más.

Advertisement

Sin embargo, llama la atención la caída de ventas de la tableta de Apple, que han alcanzado niveles de 2012: 13,3 millones de unidades, un 9% menos que en el mismo periodo del año anterior (un -19% respecto al trimestre anterior). La proliferación de tabletas Android potentes y asequibles parece que finalmente está haciendo mella en el pionero de este sector. Apple se está centrando en los nuevos iPhone y, al menos por la evolución de las cifras, se diría que su tableta ha alcanzado la misma vía muerta en la que hace tiempo entró el que era su producto estrella antes del iPhone: el iPod. [vía Apple]

Foto: AP Images

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)