Los entusiastas del PC se llevaron las manos a la cabeza al contemplar el desastre que Konami hizo al portar PES 2016 de consolas a PC. La versión 2017 del popular juego de Fútbol no es tan mala, pero dista mucho de ser perfecta. Los que quieran jugarlo con la misma calidad que en PS4 o Xbox One van a tener que recurrir a mods.

Özil está triste en PC.

Mientras las versiones de PS4 y Xbox One son prácticamente indistinguibles y rebosan efectos de iluminación y detalle, la versión PC es plana y mucho más simple. Algunas texturas como la de la hierba del estadio son especialmente malas. El sudor en la cara de los jugadores es otro detalle inexistente en PC.

Algunos usuarios sospechan que Konami ha seleccionado los modelos de las versiones PS4 y Xbox One, pero por algún motivo los ha combinado con las versiones de Xbox 360 y PS3. Si no no se entiende como ha podido pegar ese bajón de calidad. Independientemente de que los jugadores de PC suelen buscarse la vida ellos solos cuando se trata de mejorar los gráficos de un juego, ni la franquicia PES ni los propios jugadores de PC se merecían este agravio comparativo. [vía Kotaku]