Para el mes de diciembre de este año esperamos el estreno del primer spin-off de Star Wars, llamado Rogue One: A Star Wars Story. Pero tal parece que la primera edición de la película no ha gustado a los ejecutivos de Disney, quienes están preocupados por esto y ordenaron al director a regresar al estudio y grabar más.

Esta información llega desde Page Six, quienes estarían en contacto con miembros del reparto de producción de la película. Según su fuente las primeras proyecciones de prueba ante los ejecutivos de Disney no fueron nada populares, y se le ha ordenado al director Gareth Edwards que regrese a grabar más escenas a partir de julio.

Advertisement

Eso sí, según la fuente esto no es ninguna sorpresa. Disney está esperando que Rogue One cuente con la misma calidad de The Force Awakens, por lo que tanto el director como todos los miembros del reparto ya estaban preparados a que les pidieran volver a rodar escenas y hacer cambios en la película.

Rogue One es la primera de tres películas spin-off que se estrenarán de aquí a los próximos años, una entre cada estreno de la trilogía principal. Esta contará la historia de Jyn Erso y cómo un grupo de rebeldes roba los planos de la construcción de la primera Estrella de la Muerte, por lo que su historia se ubicará entre los acontecimientos de Episode III: Revenge of the Sith y Episode IV: A New Hope. [vía Page Six]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.