Uno de los mayores problemas de Windows Phone es la menor cantidad de aplicaciones respecto a otras plataformas como iOS o Android. Solucionar esto es un asunto complicado, y no falta quien cree que Microsoft debería adoptar una variante de Android como ha hecho Amazon en sus Kindle. Sin embargo, la solución podría llegar bajo la forma de permitir aplicaciones Android, tanto en Windows Phone como, eventualmente, en Windows 8.

Según fuentes cercanas a la compañía que han hablado con The Verge, Microsoft está considerando muy seriamente la posibilidad de abrir su tienda de aplicaciones a Android. La maniobra está siendo sometida a un intenso debate interno, ya que no faltan los que ven la apertura a Android como el principio del fin para Windows Phone. Al fin y al cabo el ejemplo de Blackberry y su intento de apertura a Android previo a su caída sigue reciente.

Tampoco faltan quienes creen que una apertura de Windows 8 a aplicaciones Android podría facilitar la popularización de la versión RT, o incluso la apertura de un nuevo mercado de equipos con arranque dual. La maniobra de la compañía puede parecer poco ortodoxa, pero no sería la primera vez que Microsoft pone en práctica un lema interno de los 90 que reza: "Abrazar, extender, extinguir" y alude precisamente a adoptar otras plataformas como maniobra para debilitarlas. La decisión no es fácil y aún no está tomada. Habrá que esperar para conocer si el futuro de Windows pasa, paradójicamente, por Android. [The Verge]