Microsoft ha saltado completamente la barrera del hardware y ya no se conforma con portátiles. La compañía va a por todas con la gama Surface, y eso también significa conquistar el escritorio con un equipo realmente bonito por fuera y poderoso por dentro. Su nombre es Surface Studio.

Hay que romper una primera lanza a favor del Surface studio, y es que su diseño es realmente bonito. La electrónica está en la base, con dos brazos basculantes que sostienen una pantalla de 28 pulgadas con la misma tecnología Pixelsense de los portátiles Surface. Según Microsoft su resolución es de 13,5 millones de píxeles en formato 3:2, un 63% más que un televisor 4K, y con una densidad de 192 píxeles por pulgada.

Advertisement

Advertisement

La pantalla, por cierto, es abatible hasta quedar casi horizontal, y soporta entrada táctil de los dedos o del Surface Pen. Un curioso accesorio en forma de dial permite abrir y seleccionar menús cuando la pantalla está en ese modo.

En la base encontramos procesadores Intel Core i7 de última generación, gráficas NVIDIA GTX 980M y 2TB de almacenamiento. También integra altavoces Dolby 2.1 pese a que su pantalla mide solo 12,5 mm de grosor. El apartado de puertos incluye jack de audio para auriculares lector de tarjetas SD, Mini DisplayPort, ethernet, y 4 puertos USB 3.0. El nuevo equipo está muy enfocado a diseñadores y profesionales gráficos.

Surface Studio: precio y disponibilidad

Los nuevos Surface Studio llegarán al mercado estadounidense a mediados de diciembre y no serán baratos. El modelo más sencillo, con Intel Core i5, 8GB de RAM, gráfica con 2GB de memoria y 1TB de disco duro costará 3.000 dólares. El modelo más completo lleva procesador Core i7, 32GB de RAM, gráfica de 4GB y 2TB de almacenamiento. Cuesta 4.200 dólares.