El estreno de Overwatch no se ha librado de una pequeña polémica debido a la sugerente pose de victoria de una de las protagonistas femeninas del juego. Ante las quejas que alertaban de sexismo, Blizzard decidió cambiar la postura de Tracer, solo que quizá no logre hacer desaparecer el debate.

En lugar de mostrar de manera casi frontal la parte de las mallas donde la espalda pierde su nombre, Tracer ahora ofrece una alegre postura de pin up algo más ladeada. Sin embargo, las mallas ajustadas son como los borrachos y los niños. Nunca mienten, y la sutil línea que separa la nalga derecha de la izquierda y que tanto ha ofendido a algunos sigue estando ahí en casi todo su esplendor original.

Esta es la pose original:

Y esta es la nueva:

Lo cierto es que la nueva postura de victoria es más dinámica y acorde con la personalidad de Tracer, y también se centra menos en enseñar el bendito motivo de discordia. Lo que no sabemos es si será aceptada por los jugadores que se quejaron de ello en primer lugar. ¿Qué os parece el cambio?. [Neogaf vía Kotaku]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.